lunes, 13 de noviembre de 2017

Elegir tu destino


El último año ha sido un poco extraño. No ha sido el peor de mi vida pero tampoco el mejor. ¿Será que cada fin de año nos  hacemos unas expectativas del año venidero demasiado extraordinarias con cada uva que comemos?

Aunque me llevo el mayor regalo que he podido encontrar: amigos.
Y un recuerdo de mucha gente que siempre me acompañará en el corazón. Parece una tontería, pero lo que más echaré de menos de este trabajo que acabo de dejar serán los clientes, cada uno con sus peculiaridades y su encanto, su historia, sus pensamientos... Echaré de menos al perrito llamado Buddy y el acento andaluz de su amigo Antonio, echaré de menos la alocada personalidad de Ángeles, la amabilidad de Vicente, y la dulzura inconfundible de Jovita.

Ha sido una experiencia positiva para mí, no en el contexto curricular (que también), sino que he crecido como persona. Mi alma ha crecido, ha aumentado mi paciencia y siento que estoy preparada para andar un poco más independientemente por el mundo. Y sí... Es hora de encontrar mi camino, de encaminarme hacia mi próxima y propia aventura.
El mundo camina, y no quiero quedarme quieta.

¿Os gusta Irlanda?...



sábado, 15 de abril de 2017

Dos rumbos...


¡Pues sí! ¡Idiota!
¡Sí! Tengo ganas de ser egoísta, porque hace tiempo que me perdí, que me miro al espejo y ya no me reconozco.

Y me espetas y me acusas. Y te enfadas.
¡Pues sí! Yo también estoy enfadada, dolida, confundida y lo peor, perdida.

Ya no encuentro mi propio rumbo, y siento que si tomo el timón en mi propio barco ya no estaremos en la misma cubierta. Entonces... ¿qué hacer? ¿Somos dos barcos con rumbos distintos? Pero eso da miedo, a pesar de todo.

"Para encontrar el norte a veces hay que ir hacia el sur" dicen unos. "Para encontrarse a veces hay que perderse" dicen otros.

Por otro lado, me gustaría poder sentir lo que ellos sienten. Cómo hablan el uno del otro y cómo se miran.  Hacer lo que ellos pueden hacer... Y siento que yo no puedo hacerlo... que no tengo eso. Y me siento desolada y desorientada, y pienso... ¿por qué yo no?  ¿Por quién estoy dejando todo mi mundo de lado? ¿Por quién estoy haciendo sacrificios que al final no son valorados? ¿O sí? Pero no hay señales de ello y cada día que pasa me siento más perdida...
Y lloro. Pero ya no son lágrimas de niña encaprichada; son lágrimas de mujer casi adulta, que intenta encontrarle un sentido a su propia vida y a sus actos.

Y luego suceden cosas que solo el destino controla y tu rumbo se... difumina.



martes, 31 de mayo de 2016

Años De Oscuridad

Sin saber por qué, simplemente un día dejé de escribir sobre lo que amaba. Y aunque otras pasiones surgieron, nada se compara a mis mundos internos. Y así he estado ya años: apagada. Años... Sin darme cuenta...

Algunas personas piensan que soy algo insoportable, que soy inestable emocionalmente porque un día río y al otro lloro, piensan que imagino demasiado, que hablo demasiado, que sueño demasiado, que aspiro a demasiado,... Tan sujeta a críticas y estigmas... Tan prisionera en este mundo que no hemos elegido y en el que nos ha tocado vivir...
Estudia, fórmate, elige algo que "tenga salidas", consigue un buen trabajo, haz un viaje una vez al año, ten hijos, sigue trabajando y luego... luego muere.
Y así se fue la vida..., en un suspiro.

Pero tan cansada estoy de oír siempre esta historia... Todos nos sentimos inspirados viendo un vídeo poético o leyendo líneas de esperanza y fuerza pero...¿y luego? Luego simplemente seguimos en nuestra misma burbuja de siempre porque con dormir solo seis horas parece ser suficiente para olvidar todos nuestros sueños y esas esperanzas. Y así seguir atrapados... en donde quieren que estemos.

Echo de menos escribir, crear un mundo que solo está en mi cabeza y enganchar a todo aquel que lo lea. Quiero crear, hacer que cobren vida mis más profundos anhelos, que cobren vida esos ojos color miel, esa espada, ese pelo platino o la magia de un ciel. Quiero que se caigan los muros, que se derrame la sangre de los malos, que surjan las sombras y desaparezcan también. Y un beso, y otro. Y vestidos de terciopelo rojo, un águila resquebrajando el amanecer y ...mil ideas que esperan por nacer.

Quizás algún día logre mi sueño de llegar a mostrar al mundo todo lo que hay dentro de mí y hacer que lo amen tanto como yo lo amo, pero ¿cómo hacerlo si estoy atrapada? Atrapada en "tengo cosas que hacer", "ten un examen en dos días", "tengo que quedar con los amigos que hace tiempo que no veo", tengo que...tengo que... Y así pasan los días, los meses y los años sin apenas darte cuenta. Y así... cada vez más lejos de los sueños.
Soñamos y soñamos,... deseamos... aspiramos a ser algo... ¡PERO!... Pero..., nos quedamos en nada.

Nos quedamos en solo suspiros, en solo remordimientos, en solo anhelos, y en solo miedos...

Sé que algún día lo lograré. Lo sé. No sé cuando. Pero lo haré. Y entonces recordaré aquel espacio en "la nube" donde podía desahogarme y donde personas podían leerme y sentirse identificados, donde podía consolar a los que se sentían como yo, donde hacia soñar a algún alma en vela a las cinco de la mañana, donde ayudé a alguien a romper sus cadenas,...
Me niego a quedarme siendo un simple obrero de la sociedad, cobrando mil euros al mes para no conseguir sus sueños en al vida. Me niego a que me entrenen para una vida mediocre...

Robar a una persona sus sueños,... robar a una persona sus dones, sus aspiraciones, su vocación... es un crimen.
Si eres bueno en el arte dedícate a ello, si eres bueno cantando, pintando, escribiendo, dediquémonos a ello, aunque al principio solo sea en ratos libres. Eso será suficiente para escapar más tarde y llegar a ser lo que realmente queremos ser. Lo que realmente debemos ser, para lo que estamos destinados.



viernes, 22 de noviembre de 2013

La niebla...

Ilustración de Benjamin Lacombe
Amplía tus fronteras, olvida tus miedos, entierra el pasado y también el futuro, olvida quién fuiste e incluso quién eres.
 Concéntrate en quién quieres ser, en cómo quieres que te vean los demás y en cómo te verás tú mism@.
 Centra tus esfuerzos en cerrar los ojos y disipar la niebla, en alzar las manos y tocar lo invisible.

 Y recuerda que no habrá nada que no quieras que haya, porque somos capaces de dibujar el mundo a nuestra manera; puedes construir tu verdad, y eso es más que suficiente. Pero si vas a hacerlo, procura que esa verdad sea buena. Es lo único que vale la pena.

Brillar,... por tí en tu plenitud y no por tu ausencia, por tu fuerza y no por tu debilidad, por tu orgullo y entereza y no por tus fallos y tus dudas. Crecer, el fin último... Cerrar los ojos y ver lo que hay más allá.




Ilustración de Benjamin Lacombe
Disipar la niebla... Todo lo innecesario, nuestras propia crueldad por y para nosotros mismos. El cristal nublado que nos impide ver lo importante, lo bueno,...
La política corrupta, las injusticias, las catástrofes, las matanzas, la hipocresía, las mentiras y engaños, la voz acallada por la sociedad, ...Nubes de humo que nos impiden ser felices.
Y lejos de hacer caso omiso a la realidad e intentar cambiarla, hay que saber cómo cambiarla.

Para cambiar el resto, primero hemos de cambiarnos a nosotros mismo, crecer, madurar, aprender,...
¿Eliminar nuestra locura o desatarla?


domingo, 2 de junio de 2013

Nuestro corazón

...El odio y el miedo no son más que lastres para la luz de nuestro corazón...




Nuestros corazones se van oscureciendo con el tiempo, a medida que vivimos más y más experiencias, a medida que tememos por todas las cosas que nos pudieran salir mal. No dejen nunca que la luz y la bondad de sus corazones se apague a consecuencia de los momentos malos que los hayan marcado en sus vidas, del miedo a que sucedan cosas que no quieren que pasen, del rencor que puedan tener por aquellos a los que nunca perdonaron, del odio que puede despertarse en ustedes a causa de personas extrañas. Y desde luego no se desanimen porque algo haya salido mal; la vida sigue y los momentos pasan.




Todo eso es solo un peso innecesario... Algo inútil. Para ser felices quizás debamos aprender a perdonar aunque no nos pidan perdón, a practicar el ponerse en el lugar de una persona desconocida y entender sus sentimientos, o a entender que el miedo es peor que la posibilidad de que pase algo que no deseamos. 





Es mi consejo, que les regalo para que intenten ser un poco más felices.


martes, 2 de abril de 2013

Diferencias


 A toda persona le gustaría que su pareja compartiese sus opiniones, o al menos eso es lo que yo creo.


Es cierto que no desamos un clon de nosotros mismos; de hecho dicen que polos opuestos se atraen, pero lo cierto es que tampoco nos haría gracia tener a nuestro antagonista como pareja.
 Puede que exista un término medio.
 Nuestra pareja puede aportarnos puntos de vista diferentes al que nosotros tenemos, y más aún si nuestras miras son algo limitadas o si somos poco flexibles para algunos aspectos. Quizás ser diferentes no sea un problema, sino más bien una ventaja.



 Aunque a veces pueda molestarnos, debemos comprender que cada persona ha vivido sus propias experiencias, ha sido criad@ de una forma distinta, o ha tenido diversas amistades con diferentes actitudes y opiniones. Es por eso que pueden no pensar como nosotros.
 Y sí, es cierto que esta realidad puede causar problemas, pero si se sabe llevar se puede transformar en una oportunidad de cambio, en una oportunidad para vencer a todos los sesgos que nos han inculcado, en lo que otros nos han hecho ser, en convertir el "esto me molesta y no sé por qué" en un "no me molesta en absoluto porque soy consciente de lo que realmente significa, por mí mism@".





 Es una ocasión ideal para esculpirnos como a nosotros nos gustaría ser realmente, sin olvidar nuetsros principios.

 Así pues, no debemos rechazar lo que es diferente, sino intentar comprenderlo y aprovecharlo a nuestro favor. ¡No dejéis escapar oportunidades que son buenas incluso para vosotros!



lunes, 18 de febrero de 2013

Miedo...

 El miedo... El miedo siempre está presente, da igual el sexo de la persona, da igual el lugar donde viva, dan igual sus valores,... Todo da igual; ni si quiera es relevante que se sea o no valiente, pues hasta el más valiente es capaz de albergar los miedos más atroces.
 Hay personas que tienen miedo a las arañas, a las alturas, a la soledad, a la muerte..., incluso al amor...
 Al fin y al cabo, ¿quién no tiene miedo a salir herido?

 Hay miedos para todos los gustos, como si de una amplia gama de colores se tratase. Preocupante o no, quién sabe.
 Lo peor de los miedos es que son casi incontrolables, son algo automático, innato, un mecanismo de defensa que emplea la propia naturaleza para intentar protegernos del peligro y del dolor.

 Les diré algo...: El miedo puede no ser controlable, pero si puede ser vencido. 

 El secreto no es controlar tu miedo, es vencerlo.   
 "Es fácil decirlo, pero la tarea no es tan sencilla" pensareís. 
 "Razón por la cual nuestros esfuerzos deben ser mayores" os respondo a vosotros y a mí misma. 

 No podemos ni debemos dejar que el miedo controle muestra vida, nuestros pensamientos y nuestros actos.  Estoy segura de que mucha gente no lo entenderá,... No entenderá los por qués que nos impulsan a todo ello, pero eso es algo que solo un@ mism@ conoce. 
 El miedo solo engendra más miedo y, por muy justificados y lógicos que sean nuestros argumentos, no deben ser razón suficiente para dejar que creen conflictos innecesarios. Y es que no hay nada más horroroso que vivir con miedo y pensar en que algo malo puede ocurrir.

  El miedo no es otra cosa que la intención de evitar situaciones repetidas anteriormente, y que no fueron gratas, que nos hicieron daño. 
 Debemos tener presente..., muy presente, que no todas nuestras vivencias se dan en el mismo tiempo, con la misma persona, ni en las mismas circurstancias. Y sí, aún así es difícil.
 Pero supongo que quedándote en la madriguera de tus pensamientos negativos, bien protegid@, no solucionas nada. 

 A veces, sin embargo, tengo ganas de meterme en ella y no salir de ahí... Sumida en mi propio círculo vicioso. Pero entonces es cuando surge en mi mente: Y si..."

Y si resultara que llega a tí la cura para tus miedos....
Y si rechazas, por miedo, a la persona que iba a ser tu media naranja...
Y si te pierdes los mejores años de tu vida tratando de evitar males que nunca pasarán...
Y si no das todo de ti por miedo a no estar a la altura y pierdes lo que siempre quisiste...
Y si no lo intentas por miedo a fallar en algo y resulta que lo hubieses conseguido de haberlo intentado...

 Son muchos los "Y si...", pero solo hay una respuesta lógica...

¿Tienes miedo a las arañas? ¡Bien! Entonces pon una tarántula en tu mano.
¿Tienes miedo a las alturas? Un salto en paracaídas podría venirte muy bien.
¿Tienes miedo a que te hagan daño en el amor? Vale..., entonces dalo todo cuando sientas lo que creas que hay que sentir.

 Si no quieres perder lo que quieres ganar, si no quieres renunciar a los mejores momentos de tu vida o a las oportunidades más gloriosas, si no quieres dejar escapar a esa persona especial, si no quieres ser pres@ de un miedo irracional impuesto por la maravillosa pero dura naturaleza,... Entonces usa tu libre albedrío. 

 Sé fuerte y despréndete de aquello que no te deja disfrutar, aquello por lo cual muchas personas se van de tu vida sin darte siquiera tiempo a luchar, aquello por lo que no intentaste algo con todo tu esfuerzo porque estabas seguro de que te harían daño de nuevo, despréndete de aquello que te hacía huir cuando tenías que correr hacia adelante, a la aventura...

 Desprendámonos de eso llamado "miedo" y seamos felices.