lunes, 31 de diciembre de 2012

Adiós Año, Adiós Recuerdos

Hoy quería visitar por última vez la fuente, pero no lo he hecho. No porque no quisiera, sino porque no he podido. Quizás vuelva algún día, como tarea pendiente, pero mi deseo era cerrar un libro completo llamado 2012, con todo lo que ello incluye. De todos modos, lo cerraré.
Reconozco que tu mirada sorprendida fue como un masazo en el alma, fue como un viaje al pasado, el cual vivo además cada noche, recordando involuntariamente. Pero tengo que aceptar que las cosas no cambiarán, y tengo que quererme a mi misma.


Por eso hoy he puesto a lavar la camiseta que olía a tu suavizante de la ropa, la cual guardaba. Por eso hoy he decidido despedirme de tu dulzura incuantificable y de tus ojos color del bosque.
Y me ha dolido que no te hayas preocupado en saber cómo estoy, o en preguntarme por qué, o en felicitarme simplemente. Yo no lo he hecho por lo que es obvio. Tú no lo has hecho porque... no sé por qué. ¿Por no hacer daño? Pues no sé qué es peor...

No hubo día ni noche que no te haya pensado desde el 29 de octubre, y he luchado mucho con mis sombras y demonios interiores para no pensar en ti, para seguir con mi vida y conocer gente nueva... Y me ha costado, y me está costando, pero lo conseguiré.

Quiero expresar todo lo que siento aquí, porque será el último mensaje que te dedique. Una vez traspase el umbral del nuevo año ya no existirás; serás un recuerdo que se rompe en mil pedazos y se difumina en el aire, como el polvo o la niebla. Y duele muchísimo hacer eso contigo, porque has sido la persona que más me ha marcado en mi vida, pero he de hacerlo. Hay veces en las que tienes que elegir entre superar o enfermar, y no yo no pienso enfermarme por nadie...

Y sé que no eres mala persona, al contrario, eres estupendo y especial, y sé que quizás lo hiciste por amor o cariño, y que puede que fuera demasiada responsabilidad para ti dado todo el contexto de tu vida. Así que... no tengo nada que reprocharte, salvo que dijeras palabras y promesas que no tenías que haber dicho o prometido. Pensé que eras el último, el último de verdad...
 Un consejo para el futuro: no lo hagas más; no se lo hagas a la próxima chica. Y sé que me dolerá a rabiar verte con otra en un futuro (o no, quién sabe), pero tampoco le deseo el mal a una chica ajena y desconocida. De todos modos, algún día tú también me verás con otro de la mano, y creo que te arrepentirás (o no, quién sabe).

Y sí, aún te amo. Es triste y patético admitirlo, pero puestos a ser sinceros... Pero estoy muy enfadada contigo... A ratos una cosa, a ratos la otra... También quería pasar el fin de año contigo... además de todas las navidades,...
Pero  he comprendido que no todo en la vida sale como desearías, y que cuanto antes esa idea se acepte, mejor. Y además, también me he dado cuenta de que merezco ser feliz, sola o acompañada, eso da igual.
Algún día, ya te aviso que bastante lejano, nos encontraremos de nuevo y esa vez, ya curada, podré saludarte sin sentir nada más que simpatía. Pero ahora, querido amigo, no puedo.
Fue mágico y maravilloso, pero solo fue.

Si te interesa saberlo..., y ya que no hablaremos en  bastante tiempo (si es que volvemos a hablar), puede que me vaya a Italia de Erasmus, y me pierda de todo lo vinculante a cualquier historia posible.Ese es mi mayor deseo: perderme, empezar de cero. No lo sé. También quiero hacer cosas nuevas que no me atrevería a hacer, como tirarme en paracaídas. Es una locura que tengo en mente, y sé que en el momento de tirarme no querré hacerlo, porque me dará miedo, pero lo haré =)


Y así con todo lo demás de la vida. Sin embargo, ahora con más cabeza y solo una pizca menos de corazón.

Te deseo un feliz año, no un feliz año típico, como desea todo el mundo, sino un año repleto de solución de problemas, de adquisiciones nuevas, de metas profesionales y formativas que se van cumpliendo. No sé si desearte amor..., pero si lo encuentras,...bueno...cuídalo.

Sé feliz. Yo lo haré.

domingo, 30 de diciembre de 2012

Silencio...

El silencio vale más que mil palabras, o eso cuentan...

Una mirada confusa y sorprendida, que me hace sonreír y llorar a la vez. Lo que daría para saber qué significa es amirada..
Yo...Incredulidad,... Indecisión,... Pero decido seguir. ¿Para qué detenerme? Bastante daño ya me hago recorriendo caminos a propósito solo para ver si la suerte me sonríe y me deja ver al fantasma, al recuerdo, a la ilusión de mi pasado. Alguien que está y no está a la vez.



Algún día tendré que negarme a parar... ¿no? Algún día tendré que superarlo. Qué remedio... Porque da igual lo que sienta mi corazón, y da igual los recuerdos que me vuelvan a la mente cada noche; no tiene importancia. No tiene importancia que no pase un día sin recordar. Ni un solo día, en contra de mi voluntad. Nin un solo día.

Sin embargo, déjame unos días más, hasta el nuevo año, para seguir hiriéndome a mí misma. Solo unos días más...

miércoles, 26 de diciembre de 2012

Codigo Morse: _ /. //_ _._ /.._ /.. /. /._. /_ _ _ //_ _ /.._ /_._. /.... /_ _ _ /


Aún te quiero - STOP.
Te echo de menos - STOP.
La Navidad es una mierda sin ti... -STOP.
Sin ilusión -STOP.
Sin ganas de escribir -STOP.

martes, 11 de diciembre de 2012

Túnel a ninguna parte


"Quería encontrarte hace mucho tiempo pero siempre decía que eso no se busca, que llega solo sin darte si quiera cuenta. Gracias por llegar."
[...]
"Todo esto y muchísimo más son pruebas de que eres tú la persona que el destino, en el cual antes no creía, tenía preparada para mí y, si el destino nos unió, ¿quiénes somos nosotros para separarnos?".


...



martes, 4 de diciembre de 2012

Puta hipocresía...


Me jode ser hipócrita. Pero más me revienta tu hipocresía. Tu frialdad. Tu risa falsa, la cual me revienta más si es verdadera.

La gente no se da cuenta de que no se deben hacer promesas que no se pueden, o que ni siquiera se piensan, cumplir.

¿El amor hoy en día existe? Empiezo a preguntármelo seriamente...

Yo solo quiero sentirme bien conmigo misma, ordenar mis ideas, ser capaz de olvidar bien, para no volver a recordar cuando no quiera ni deba. Quiero ponerle un candado a mi pasado  y no caer más en él. Pero es difícil. Nunca había sido tan difícil. No sé si se debe a la intensidad de lo vivido, a lo que sentí, a que pensaba que las cosas seguirían así por el resto de mi vida, o a que todo pasara en contra de mi voluntad.

Luego me disloqué y cometí algunas locuras de las que no sé si me arrepiento, o no...  Lo sé, yo también soy una hipócrita; asquerosamente hipócrita. Pero, ya sabes, todo el mundo tiene algo que decir, aunque tengan que callar también.

Me siento frustrada y perdida. La poca luz que me alumbra es muy tenue.

Ya no le encuentro sentido a las canciones de amor, y cada pequeña cosa me recuerda a algo.
Cuando intentan hacerme una promesa miro mal a la gente. Y más si se trata de promesas de meñique.

"Podéis meteros las promesas de meñique por el ****" - le grité a mi colega de clase el otro día, cuando quería prometerme con el meñique que nos pondríamos al día con una asignatura bastante asquerosa. Se rió, pero supongo que no entendió el por qué.

Te odio. Odio que hayas dejado tu recuerdo impreso a fuego en mi corazón, porque no hay día que no te recuerde,... y no quiero hacerlo. No hay día que no vea la marca del pasado en mi piel. No soporto la idea de recordar que, después de mucho tiempo con nubes negras en mi cabeza, fui intensamente feliz. Era feliz. Feliz de verdad. Lloraba de felicidad a veces. Por eso es difícil..., porque trato de aceptar que me arrebataron esa felicidad sin hacer nada que lo justificara. Esa felicidad que brillaba hasta el último día.
En mi ignorancia fui feliz...
Odio también eso, porque me demuestra que la ignorancia da la felicidad, y yo estoy rotundamente en contra, desde siempre, con esa afirmación. Mis esquemas se rompen.

Y por todo esto tu hipocresía es repulsiva. Tanto que me hace vomitar, y duele. Sonríes como si nada hubiera pasado. No te inmutas ante palabras dañinas. Que cierto es que la indiferencia es la bofetada más fuerte... Lo más gracioso es que la culpable no soy yo, y aún así pago por... aún no sé por qué.

No te deseo el mal. Pero cómo me gustaría que sintieras lo que yo sentí en aquel momento durante un solo minuto...


miércoles, 28 de noviembre de 2012

Impresionismo diluido



Me estoy volviendo loca... Es como si todos los colores de lo que tú llamas impresionismo se hubieran fundido y diluido en agua, perdido el matiz... Ahora siguen siendo colores, pero muy apagados; casi cuesta distinguirlos del gris. Necesito salir de este cuadro de una vez, ¡de una vez por todas! Voy como dando vueltas sin rumbo... Sin saber qué quiero, qué busco, qué dejé atrás, o qué me queda por delante. Sé que suena excesivo pero me siento así; créeme que si pudiera controlarlo lo haría.
Estoy dando tantas vueltas que empiezo a marearme...

La entrada más corta


Me siento como si hubiese pasado por segunda vez... O más bien como si aquel día nunca se hubiese marchado en el tiempo.

 Sí, quizás sea mejor así, pero duele tanto...
Me duele tu actitud casi fría, es como si nunca hubieras sentido nada.

Yo ya no quiero saber más nada de ti, igual que parece ser que ni tú de mi.

No quiero ver tu cara, y si la veo haré como que nunca la vi.

...Me duele más a mí decirlo, que a ti saberlo pero... A partir de hoy, fingiré que no te conozco, y tú y yo jamás nos habremos amado.

sábado, 24 de noviembre de 2012

Un perro corriendo, una sudadera que se coloca

Anoche: un perro corriendo, una capucha de una sudadera que se coloca, y unos pasos firmes, como siempre. Me paralizo por un momento. Evado la calle y tomo otra salida. Es imposible.

Mi amigo AJ tenía razón: puedes ser muy valiente como para querer tirarte en paracaídas, pero no serlo para enfrentarte a las cosas realmente importantes, por ejemplo: mirar de frente al pasado.
En parte supongo que es normal, ya que el tiempo no termina de ser mucho, sino más bien poco aún. Pero por otro lado creía que sería más valiente. Y, hoy por hoy, sigo sin entender el "por qué" de las cosas; aunque hace tiempo que llegué a la conclusión de que total ya no importa la esencia del problema. Comprenderlo o no, no me va a ayudar.

La conclusión: aún no soy valiente para mirar al pasado a los ojos y decirle: "hola, ¿todo bien?".
Espero ser capaz algún día.


martes, 20 de noviembre de 2012

¿Sola o acompañada?



 En el mundo hay dos tipos de personas: las que están solas, y las que están acompañadas.


Podemos estar al lado de nuestros amigos, vecinos, familiares,... Pero siempre quedará un hueco en nuestro corazón sin rellenar. Un hueco reservado para el amor. Y no me refiero al amor fraternal o de amistad, sino al amor de plenitud, pasión, comprensión,... Un hueco reservado a esa persona especial; lo que llamamos nuestra media naranja (o medio limón, según se mire).


 Pero en este mundo, en esta sociedad, en nuestra realidad, no existen muchas personas que puedan ocupar al completo ese lugar vacío de nuestro corazón, ni si quiera existen muchas que quieran comprometerse a complementar la vida de alguien. Cuesta encontrarla y, si no la buscas, cuesta que te encuentren.



 Nos movemos por las calles del Destino una y otra vez, sin parar; no hay semáforos en rojo. Y, cuando creíamos haber encontrado a esa persona especial en un cruce cercano, cuando ya nos habíamos enamorado, cuando ya teníamos un futuro imaginado con ella, cuando nos habíamos habituado a su presencia, nos damos cuenta de que la ilusión es solo eso: una ilusión; un reflejo en el agua, que se desvanece con las hondas causadas por nosotros mismos. O quizás no tanto.



 ¿Dónde están las personas que nosotros creemos iguales? Lo que quiero decir es... que estoy totalmente segura de que más de un hombre, y de que más de una mujer, se han hecho un auto-análisis, una investigación de su vida y de sus emociones. Desde luego, en la cabeza de los nombrados ha surgido el discurso de: "Yo, que soy tan bueno/a, ¿por qué no me aman? Seguramente que no hay nadie como yo. Seguramente ya no quedan personas que amen de verdad, que se comprometan a discutir acaloradamente con su pareja y a reconciliarse aún más acaloradamente con ella. Ya no quedan personas con valores dignos de caballeros de antaño. Entonces ¿soy la única persona así que queda? Me quedaré solo/a".
Etcétera...
 Lo más gracioso es que esto se lo plantea más de una persona, es decir, que si varias se lo plantean...es que varias existen. La cuestión es... ¿dónde? ¿En qué punto se encontrarán dos de esas personas?
 ¿Por qué es tan difícil que alguien se deje enamorar? Porque para enamorarse, primero tenemos que querer hacerlo o, al menos, no cerrar el corazón. ¿En dónde radica el amor? ¿Dónde empieza la línea? ¿Y dónde acaba? Si es que acaba en alguna parte... Quizás solo siga el mecanismo del pez que se muerde la cola.

 La cuestión... La cuestión es que hoy en día es más difícil enamorarte y enamorar.
Es duro amar a alguien que no te ama. Estoy segura en que están de acuerdo conmigo en esto. También es duro que alguien te ame y tú no. Pero, ¿que hemos de hacer?
¿Debemos renunciar al amor? ¿Deberíamos aceptar que el amor no está hecho para nosotros, llevar una vida solitaria en cuanto al amor de media naranja se refiere, y disfrutar de una vida autónoma?



Cuando estás soltera/o haces lo que quieres. No tienes que dar explicaciones a nadie, no tienes que salir de tu casa si no te apetece, no tienes que preocuparte por nadie más que por ti, y tampoco tendrás que medir tus palabras en cada discusión. Tú no haces daño, y nadie te hace daño a ti. Y sí, puedes echar un polvo dónde, cuándo y con quién quieras...



 Sin embargo, siempre nos faltarán las llamadas a medianoche, esas caricias que nos reconfortan, la sensación de sentir que alguien quiere protegernos, las duchas en la intimidad, la convicción de que necesitamos a alguien y de que ese alguien nos necesita a nosotros, los besos al saludarnos, al despedirnos, y entre medias también.

 Un novio..., o una novia, no es simplemente una persona con la que salir al cine, besarse, o regalarse cosas. No es un colega ni un compañero de estudios o de trabajo. No es, tampoco, un socio de copas.  No es alguien a quien puedas tratar de cualquier manera.



 Dicho así, pareciera que una pareja no es nada interesante, pero esa persona debe ser alguien con la que compartir tu vida, alguien a quien respetar y cuidar, disfrutar con ella de la belleza del mundo y de las cosas buenas que hay en él. También es con quien debes superar los baches, las discusiones, las diferencias, los problemas del día a día en todos sus ámbitos... Es alguien a quien amar a pesar de sus fallos, y alguien que te ama a pesar de los tuyos...Pero no hablo de aguantar o tolerar, sino de comprender y de, aún así, gustarte de verdad. Porque para ti no deben ser fallos, solo características (como cualquier otra) de la persona que amas. Deben incluso resultarte adorables.


 Al menos esa es la idea que tengo yo del verdadero amor. Abarca todo: salir, besarse, tener sexo, poder compartir tus problemas y saber que te ayudará, salir a cenar o a dar un paseo, viajar juntos, vivir experiencias nuevas juntos, pelearse y reconciliarse, y muchísimas más cosas. Pero no solo lo bueno.
 La clave está en, a pesar de todo lo malo que pueda suceder, seguir amando a esa persona como el primer día, aunque llevéis 40 años casados, seáis muy viejos y vuestros comienzos queden ya muy lejanos.

 Así que..., aunque sé de primera mano que el amor a veces duele, y aunque sé que a menudo nos sentimos sin ganas de dar nuestro corazón porque si algo sale mal, la impotencia y la ansiedad de ver a alguien que amas marchar es...desgarradora (sin poder hacer algo para evitarlo),... Les aconsejo que hagan el gran esfuerzo de dejar el dolor y los miedos atrás porque, aunque en ciertos momentos no lo creamos, aunque a veces perdamos la esperanza y nos digan que el amor no existe y que no es tan importante, merece la pena.




Merece la pena enfrentarse al dolor que puede nacer en la semilla y de la raíz del amor, si algún día podemos tener nuestra planta llena de flores.

Lo que está claro es que, si no plantamos, no obtendremos frutos.


De verdad, desde aquí animo a los que puedan hacerlo... A las personas que están preparadas para seguir adelante con sus vidas, sin mirar atrás.





sábado, 17 de noviembre de 2012

Estupideces Nocturnas



¡Dios! ¡¡Que ricoooo!! Me muero...
Tengo el sueño desordenado. ¿Por qué será? Para un día que me acuesto medianamente temprano, cojo y me despierto solita a las 2:30 de la mañana. Son las 4:42, y aquí sigo. Lo cual es una putada, porque se supone que tengo que despertarme a las 9:00.

Hablando de todo un poco... ¿Sabéis qué? La tarta de turrón no termina de convencerme. Me he comido el último trozo que quedaba hace diez minutos, y no..., no termina de convencerme, aunque como dulce nocturno está buena. Me gustan más las tartas de chocolate, me encantan, super pegajosas y consistentes. Es como si el chocolate tuviera vida propia, como si no fuera un ingrediente de tarta cualquiera, sino EL INGREDIENTE. Es increíble ¡que viva el chocolate en todas sus formas y colores!

El chocolate es como los chicos, una vez acabas con ellos dejan un ardor de garganta un poco extraño. Chicos... Chicos canarios, ¡¿quien os necesita teniendo italianos y franceses?!
Que os den.

Por cierto, os recomiendo una canción que estoy escuchando en estos momentos: The diary of Jane (versión acústica), del grupo de orck Breaking Benjamin. Es preciosa, muy intensa.
Me aburro de tal manera que hace rpunto de cruz ahora mismo sería como hacer puenting, pero no tengo material de punto de cruz; mierda.
Hoy... Hoy estoy pasota. Cansada. Con ganas de mandar a la gente a la mierda, o... puede que ya los haya mandado. Y a mi lado un perro de ojos amarillos que me mira. ¿Qué mirará exactamente? ¿Qué estará pensando?... Qué mas da... Ya no tiene sentido ni importancia.
Ahora solo quiero... divertime. Poca gente se cree lo de "estoy bien". Coño, estoy bien... Todo lo bien que se puede estar. ¿Qué mas queréis? Que inconformistas, hombre...

Smile =)
Alguien me dijo hoy: "No te creo", tal...

A lo que yo le respondí: "Es raro, a veces recuerdo cosas, pero ... aún así estoy bien, por el simple hecho de que quiero seguir adelante. Yo ya me cansé de llorar, por eso ahora solo quiero reír".

Mola, ¿eh?




Me voy. Voy a escribir un rato en mi libro. Os prometo que alguna década de estas terminaré mis libros y me haré famosa. Os lo prometo.

jueves, 15 de noviembre de 2012

El olor...del amor.

Las estrellas nunca duermen; se presentan en tus sueños.
...Sigo pensando lo mismo: el olfato es el evocador de recuerdos más poderoso.

No solo te recuerda a olores del pasado, sino a diversos momentos que no tienen nada que ver con ese sentido... Como la forma en la que era una caricia en un instante dado, el suave tacto de un peluche, lo que te transmitía mirar a los ojos de la otra persona, el sabor de los labios que te gustaba besar y de su aliento, el sonido de su voz,...

Me estaba preguntando... si el amor fuera un sentido ¿cuál sería? Y creo que la respuesta, por todo esto, sería el olfato. Porque evoca recuerdos con mucha intensidad y..., al final, el amor se basa en recuerdos.

El amor... Sí. No "el gustar", "el atraer", el "sentirse bien",... no es nada de eso. Me refiero al amor.
El amor, que surge siempre sin saber por qué, sin explicación lógica o incluso sin explicación ética, pero es así. Pero, finalmente, se va. Se esfuma. Como si nunca hubiera pasado nada. Pero lo peor, lectores, es cuando dos personas podrían estar juntas, porque su amor se cree que es grande, o que al menos podría serlo, y aún así no lo están. Por miedo, supongo.
El miedo... Nunca me había cansado tanto de esa palabra.
El ejemplo que voy a decir es un tanto delicado, pero ideal para lo que me quiero referir... Con un niño maltratado, o que ha visto maltratos en casa, pueden pasar dos cosas: una, que se convierta en un maltratador o, dos, que se convierta en un arduo defensor del no-maltrato y del respeto.
Con el daño pasa igual. Si te hacen daño pueden pasar dos cosas: una, que te entre el miedo y ya no quieras recibir mas daño, por lo que te cierras e ignoras el amor o, dos, que nunca pierdas la esperanza y no te cierres al amor (sin buscarlo, pero sin cerrarte a él)...

Yo sería la niña maltratada, pero no me convertiré en una miedosa, sino en una defensora.

Las personas que se han cerrado al amor pensarán que es la mejor solución al dolor y, extraña, impresionante y extraordinariamente convencidos de ello, dejarán pasar los mejores momentos de sus vidas, porque así se evitan un dolor que proviene del corazón; para mí, el dolor más intenso de todos los dolores posibles.

Sin embargo, el dolor que pudiéramos sufrir merecería la pena si, al menos, existe una diminuta probabilidad de ser felices. El paraguas de coraza no protege de la lluvia, solo te asfixia. Paso de paraguas... Prefiero mojarme por la lluvia y sentir su suavidad, su sutileza y su frescura, aunque exista la desafortunada posibilidad de coger un resfriado...

Así pues..., creo que el olor del amor, aquello que estimulase nuestro olfato, no sería un perfume almizclado, ni un champú con olor atractivo que haga que tu pelo esté suave, ni un labial que desprenda aroma a frambuesa, ...
...El olor del amor sería... el olor a lluvia.

Pero..., supongo que esta es mi opinión, no la tuya...
Todas las noches te pienso. Y, aunque no lo diga, sueño contigo.

miércoles, 14 de noviembre de 2012

Gran Verdad



VÍDEO:

ttp://www.youtube.com/watch?v=VMZx0U8bMQ4


" Lo sé. He estado en tu lugar. La verdad es que yo también me asusté un montón...
¿Y si me hace daño? ¿Y si me abandona? ¿Y si muere? Eso sería mi fin...
 Así que decidí cortar, antes de que pudiera hacerme nada y, ¿sabes qué? Fue el mayor error que yo he cometido. Y tú estás cometiendo el mismo error ahora y te aseguro que no voy a quedarme sentado a verlo. En el amor debes arriesgar... ¡arriesgar! Yo no lo hice, y mírame ahora: soy el fantasma solitario y hueco de un hombre...
Lo que no significa que no vaya a herirte...

Pero te garantizo algo...: Ningún dolor que sientas será, jamás, comparable a la pena que proviene de darle la espalda al amor...

Siendo alguien que ha sentido mucho ambas cosas...créeme: el dolor es mejor que la pena y sobre eso no te quepa la menor dudas. No huyas, no lo hagas ".

viernes, 9 de noviembre de 2012

Mátame,...

Supongo que para algunas personas es más fácil fingir. Para algunas personas el camino más fácil es escapar... ¿Por qué? ¿Miedos? Puede. No lo sé.

Pero no me creo nada de lo malo que oyen mis oídos. Las razones quedan ocultas por el silencio...
Me resigno porque jamás las sabré. Quema. Duele.

Así que yo también fingiré... Fingiré que nunca vi estrellas, todas pintadas juntas... Fingiré que nada...... Fingiré que no fui nada.
Que no soy especial. No tanto al parecer...
Porque las palabras se fueron... Fingiré...
Porque ya nada tiene sentido...Entonces fingiré.
Porque no miraste atrás... Tengo que fingir.
Fingiré que no dije nada, que lo que dije no era verdad, que soy fría...
Fingir duele... ¿Tengo que fingir? Tengo que fingir...

Una verdad que me machaca el pecho y me hunde el corazón...
Un lazo violeta que se corta... Un olor que se borra... El tacto suave de un oso. Un recuerdo que ya no sirve... Un sentimiento que te mata y luego... luego nada.

Pero... quiero dejar aquí claro una cosa... Y es que...
Ya nada volverá a ser lo de antes... Yo jamás seré la misma. Y duele y me mata. Me mata porque me he ido. Quiero que pare, o que acabe ya la faena.... Mátame ya. Mátame ya. Mátame ya..., por favor,...porque ya yo no existo. Mi esencia se fue. La han destruido poco a poco. Desaparecí... Me fuí por fin, sin querer... Te lo conté mientras dormías. Te conté que desaparecería. Pero no escuchabas.

Estoy cansada.... Estoy muy cansada.... Sé que soy joven, que hay problemas mayores, pero estoy tan cansada... que solo quiero dormir... quiero......

Odio esto. Lo odio... Lo odio con todas mis fuerzas. Odio esta mierda...
..........El sonido de un disparo. Quiero escucharlo. Terminad ya de matarme.


Mátame..., ya todo me da igual, porque lo único que me daba vida... se ha ido... Todo se ha ido.
Se ha roto como el cristal. Ya nada ...tiene sentido. Es injusto. Lo sabes. Es injusto. No me canso de repetirlo: es injusto. Así que... Mátame,... Despídete.

Pero antes... dos palabras: Te quiero.

Y luego...un Adiós.

jueves, 8 de noviembre de 2012

Sendero de Estrellas

Por este arduo camino sigo, me mantengo fuerte y no me desanimo.
Las palabras en el aire, las aves en el suelo,
sentimientos extraños que a ratos anhelo.
Pero no. Aquella oportunidad ya se perdió, eso se decidió
cuando marcharme me pidió.

Y ahora a ratos pienso, y a otros ratos no soy yo.
Porque todas las cosas no las controlas, 
esta vida escapa a nuestros cálculos.
Cálculos imaginarios que contradicen la idea de estar a solas,
porque solo corremos en círculos...
Pero entonces el cielo llama y tú respondes,
no huyes, no te asustas, no te escondes, 
...solo contestas.

Haces caso a esas protestas
que tu corazón te transmite de a poco, 
de la misma manera que todos los locos
obedecen a sus locuras, a veces selectas.
Pongo un pie delante y luego otro paso más, por esta fina línea
que marca la idea de cordura, 
y de realidad.
Miles de chispas iluminan mis pasos, como si la electricidad
supiera qué quiero y quién soy; mi sendero ella me jura.

Y así, me ilumina y me levanta,
dibuja una vía láctea hacia el gran universo,
flotan mis pies y noto que la brisa fría canta.
Las estrellas beso.
A ratos las nubes me dejan ver una estrella que brilla,
el silencio la matiza en un cuadro de amatista y, 
cerrando los ojos a lo adverso,
descubro un mundo torcido y mezclado entre besos y maravillas.


El color de lo extraño, ¿cuál es?
Escribiendo desvaríos que nadie puede entender;
es la única forma que me permite renacer una y otra vez.
Es difícil de entender, pero no es relevante, pero es importante saber.

Y ante una pregunta, una respuesta indecisa.
O quizás no tanto:
ante una batalla perdida, siempre queda una conquista.

Ir a otro mundo, y jamás volver de él,
que el tiempo se pare y que la eternidad se congele en un solo punto,
en un lugar de mi limbo donde poder estar juntos.

Porque el Ying y el Yang, son distintos y opuestos,
pero extrañamente se complementan y, sin darse cuenta,
no se puede ignorar. 

La esencia no es escapar,...
No consiste en mirar atrás o retornar, no trata de hacerse daño o de llorar,
consiste en no tirar la toalla y luchar.
Y aunque las mentes ignorantes son susceptibles de mal pensar, me dará igual.
Voy a ser egoísta, voy a ser egoísta,...
para no dejarte atrás.

En eso, querida Alma, consiste la felicidad.




















domingo, 4 de noviembre de 2012

Vals de pensamientos nocturnos

Son las 06:29 de la mañana...
El color del bosque se ha tornado negro. El fuego lo ha quemado...
Venía muy dispuesta a escribir, a quejarme de la vida, del amor, de sus mierdas varias, y demás. Pero no sé exactamente qué decir y que quede "bonito". Mucha gente ya sabe que me gusta que todo quede bonito...
Estaba durmiendo, pero me desperté.
He sentido una sensación esta noche, antes de dormirme, como una patada en el estómago; fuerte. Cuando he despertado, seguía ahí.
 
De repente los recuerdos me bombardean, casi literalmente. Me duele el corazón.

...Hablando de todo un poco, me hacen gracia los científicos que piensan que las diversas sensaciones  del amor dependen de una mezcla de sustancias que se crean en el cerebro, que hacen que tu corazón se acelere o se relaje, y bla bla bla bla. Estupideces. Prefiero pensar que el corazón es algo etéreo, no un órgano vulgar como el cerebro; el corazón no depende de una mierda de órgano que, al contrario de lo que la mayoría piensa, no es el más importante. Al menos no para mí.
 
Y, siguiendo con lo de "de todo un poco", me he dado cuenta de que tenía mi blog abandonado, porque todo me iba bien, o eso creía... Al menos yo, en mi ignorancia, era feliz. Así que llego a la conclusión de que solo uso mi blog, generalmente (pues hay excepciones) para cosas tristes, para compartir mis sentimientos, para liberarme. Lo cual, dicha idea, también es triste.
Habrá quien piense que estas cosas se las debe guardar una dentro, que son personales, que no se tiene que enterar todo el mundo,... Pero qué sabrá la mayoría de lo que significan muchas palabras o ideas de aquí... Solo yo puedo entenderlo al 100%, y eso no me lo quita nadie. Por otro lado, escribir es mi liberación. Cuando escribo, escribo de lo que siento, y paradojicamente en ese momento no me preocupo por lo que siento. Es raro. Es como... ... ... un momento.... (Pensando)... Es como tener sed. Espero que el ejemplo me sirva. Es como tener sed, coger la botella de agua, beber, y saciar tu sed. En el momento en que el agua esta entrando en tu boca solo piensas en el agua, pero no en la sed... ¿Me explico? ¿No lo entienden? No me culpen. Ya les dije que era raro e incomprensible.
 
Volviendo al tema de "la vida es una mierda"... No soy de pensar eso. Más bien suelo creer que la vida es espléndida, de color rosa, que las cascadas son genialmente bellas (bueno, esta es verdad), que los animales son los seres puros del universo (y esta también). Creo en que la democracia existe..., que el amor existe y es maravilloso, y que es bueno compartirlo, que si lo das todo por alguien vas a ser debidamente correspondido y..., ya que estamos, que los unicornios existen..., que al final del arcoiris hay un duende llamado Ralph (diciendo todo el rato "Jaaa-Jaaa") que te espera con un cofre de oro,...etc.
Aún así, la vida es una mierda.
 
Lucho con eso, y con la idea de que no me quiero convertir en alguien que realmente no soy. ¿Pero cómo conseguir que las malas experiencias de la vida no te cambien?... Porque, cuando te das cuenta, eres otra persona muy distinta a la que eras, y no has podido evitarlo. Yo quiero saber cómo hacerlo.
 
Quiero y necesito saberlo porque sé que, como siga así, la chica que se entrega con el corazón, la chica que se venda los ojos y sigue a quien ama, la chica que piensa soluciones grandes para ayudar a solucionar problemas pequeños de la persona que ama, va a esfumarse. Para siempre. <<PLUF>>, y desaparezco en una nube de humo rosa. Si tengo que desaparecer en algo, lo prefiero rosa... Y... ¡flores!... .... ....
 
Esto empieza a volverse muy largo. Pero me da igual. Que lo lea quien quiera... Aunque se esté volviendo un testamento me importa poco, porque no me siento tan mal ahora que estoy escribiendo y sé que me sentiré peor cuando cierre el portátil e intente dormir más.
 
No soy perfecta, para quien lo crea. Hago cosas buenas, y también cosas malas. Puedo arrepentirme, o puede que no. Poco importa. Cuando haces daño a alguien te pueden perdonar o no, pero en eso tú no decides. De todos modos... La gente piensa que las cosas que se hacen, los fallos que comete la gente, son con mala fe... Vale, SI, hay gente que sí. Yo no. Y mucha más gente tampoco. Lo peor es cuando te haces daño a ti misma, y sigues haciéndotelo. ¿Cómo coño se disculpa una consigo misma?
 
A partir de ahora tendré que acostumbrarme a muchas cosas nuevas...
 
-Para empezar, tendré que acostumbrarme a no comer tanta pasta a la carbonara como antes. Ni tantas lenguas de regaliz. Ni tantos chupachups en forma de corazón. De todos modos, últimamente me lleno rapídisimo. Algo raro en mí, que siempre he sido de comida, la verdad. Y, aunque tengo más fátiga, tengo menos ganas de comer. Pero bueno, casi que mejor, así bajo unos kilos.
-También tendré que acostumbrarme a estar más tiempo en mi casa. Se acabaron las tardes de paseos, los días de playa, las siestas en cama ajena, las escapadas de clase, y las chispas de agua de la fuente de colores, que me mojaban el pelo si corría brisa. Bueno, casi que mejor, así no se me encrespa el pelo y puedo dedicarle más tiempo a los estudios...
-Y, por supuesto, se acabaron los mimos. Eso es para débiles. Se corta el suministro de las caricias, los besos, los abrazos, las miradas penetrantes y sinceras, TODO. A partir de ahora, hay que entrenar duro para volverse fuerte. Una soldado no puede dejar que las carantoñas, ni la falta de ellas, terminen con su vida...
 
Espero que hayaís pillado el sarcasmo, porque sino tenéis un problema de percepción. Id al psicólogo. Yo os acompaño. A lo mejor nos hacen un 2x1... ... ... Pensándolo bien, no sería mala idea.
 
Me pregunto a mí misma, y la respuesta siempre es "el arcangel".
 
¿Echar de menos? ¿Yo? ¿A quién?... Por supueeeeesto que no echo de menos a nadie... Claro que no... ¿Por qué iba a echar de menos a alguien? ¿Y a quién echo de menos exactamente? ¿O el qué?...
¿Por qué debería echar de menos? ¿Por qué iba a necesitar a alguien, a echar de menos a alguien, por el que estuve dispuesta a dar la vida? ¿A quien amé tanto? No le encuentro lógica... ... ...
Dadme una puta pistola ya...
Soy una hipócrita. Cuanto antes empiece a aceptarlo, mejor. Pensaba que no lo era, pero veo que sí. Porque un día estoy arriba, otro abajo, otro muy abajo, luego arriba, medio, bajo, arriba, un poco menos alto, bajo, centro, abajo de nuevo, vuelvo al sótano, subo al cielo y ¡PUUUM! Me estampo contra el suelo.




¿Qué cojones me pasa?... Debería estar muriendome, pero a veces no lo estoy. O al menos se me olvida que lo estoy haciendo, sin darme cuenta, con una anestecia que me ayuda y me duerme y hace que no me de cuenta de que voy perdiendo vida.
Ahora mismo mi mundo es un caos. Nada tiene lógica, y cuanto más lo pienso menos lógica tiene, pero es así.
 

 
Y luego... lugo solo oigo el viento al otro lado, no se escucha una voz clara que pueda entender. Que no. Que no. Que no. Que no, y que no. Solo se oye. Me mata... Eso también me mata. ¿Por qué no?...
No te vayas...

 
 
Y hay cosas que pasan que me recuerdan tanto a ...otras cosas que hacen tanto daño...
 
Busco algo a lo que agarrarme desesperadamente. Como alguien que cae por un barranco y se ensangrenta las uñas tratando de agarrar una maldita roca que le salve la vida. Que sí, que todo el mundo cree que la vida es una mierda, pero la realidad es que al final nadie quiere morir... Todo el mundo lucha desesperadamente por mantenerse con vida.
 
Y quiero gritar pero ¡no puedo, joder! ¿De qué va a servir? Total, ya no hay vuelta atrás aunque quisiera. "¡Te echo de menos!", quisiera gritar por un lado. "Quédate", quisiera gritar por otro... ..."No te vayas"... "Contigo me siento bien"... "Me haces sentir viva".
 
 
Y luego llaman en mi memoria más estrellitas moteadas que van quedando tapadas por las nubes...
Más estrellitas moteadas que se esfuman...
Me rompe el corazón.
 
 
Os lo juro. El ser humano es el único que se complica la vida aunque no quiera. Veis un hoyo en la calle, y no queréis caer por él. Y aún así sois tan gilipollas que os acercais a verlo: "Ay, pero que bonito hoyo,... A ver, ¿cuánto podría medir?" <<¡PAM!>>. Hostia de la hostia y cuello roto ;-)  (Me acabo de recordar a alguien...ugh...).
 
¿Qué hago? Sé que tengo que seguir adelante, la cuestion es cómo.
"Como siempre lo has venido haciendo" -dijo el/la listillo/a de turno que está leyendo mi blog en este momento-.
Eso ya lo sé. Pero no es igual. No esta vez. También es jodidamente cierta la idea de que no me queda otra. De ahí mi frustración. ¿Se entiende eso?...
 
Estoy enfadada. Frustrada. Decepcionada. Triste. Nostálgica. Tranquila a veces. Serena a veces. A gusto a veces. Confundida... siempre.
 
Nada era verdad. Cuando te das cuenta de que tu pasado no era verdad, te agarras al presente con fuerza... Es entonces cuando te das cuenta de que el presente se te va de las manos y no mira atrás. Y solo puedes mirar al futuro, pero es tan incierto...
 
Lo que más duele es querer a alguien y no poder estar con él.
O sentir que esa persona te da vida y no poder permanecer a su lado, aún queriendo.
 
Con unas ansias en el vientre de gritar "Te Amo".




"Hice un trato con Dios: él no habla conmigo, y yo no digo que él no existe".

¿Os digo un secreto? El mundo es injusto, y el destino con él...
Ojala cerrara los ojos y al abrirlos esto fuera solo una pesadilla extraña y psicodélica. Una pesadilla que se ha tornado abstracta y compleja. Y si no va a ser así,... con no abrir los ojos más nunca me basta. Cerrarlos para siempre.





Son las 07:43 de la mañana...


viernes, 2 de noviembre de 2012

Cueva protectora

Cueva protectora. Cerrada, oscura, calida, silenciosa,...

Un tsunami de barrera, que aleja cualquier ola que quiera mojarme. Un tsunami del que no tengo miedo de ser aplastada.

Una fortaleza personal, construida con piedras y con nubes que tapan las estrellas,... y con la luz de la luna.

El recuerdo de un cometa estallando en fuego. Cierro los ojos.

La letra de una cancion que baila sobre el piano que la toca; el mismo que la hace nacer, el mismo que la termina matando.

...

Añadir http://www.youtube.com/watch?v=9yQTGyYg0_E&feature=related
 
Frente con frente. Dar una patada y mirar a otro lado. Estando en ninguna parte.
Mi mundo patas arriba, como el pais de las supuestas maravillas de Alicia. Maravilla uno. Maravilla dos...
Un titan de hierro,...Hierro que se funde poco a poco, y se torna naranja y no negro.

Un dedo herido...
Una mano que responde.



Una brisa de aire frio, helado, como esquirlas de hielo punzantes y afiladas, pero que da calor.

Un lienzo blanco plagado de estrellas... Estrellas que se tuvieran que besar.

Un ave que termino muriendo en llamas. Un huevo que se forma y se resquebraja de nuevo. Un ave que nace.

¿Que sucede en este "mi mundo"?...
¿Que sucede en mis sueños? Que se plasman unos y no se plasman otros en la vida ordinaria de aqui.

Una sonrisa. Una lagrima. Una carcajada. Un llanto. Y al final..., al final nada tiene sentido.

Una pelea violenta entre mi fuego y mi hielo interior.
Una guerra que me quema, me hiela, me incinera, me congela. Me mata. Me da la vida.

Soy mazoquista del dolor y del placer. Soy esclava de la luz. Estoy al servicio de algo impredecible. Soy sirviente de los silencios que me imponen, que me frustran y me desaniman a veces.
Incredula, callada, ella acepta el silencio hasta que surja algun sonido con nombre de palabra.
Un si. Un no. ¿Que esperas escuchar? ... ¿Que desearias escuchar?

Tranquilidad y locura. Tranquilidad para morir. Locura para vivir. La locura que me devuelve la vida.
Y un barranco por el que tirarme, abriendo bien los ojos, atada a cuerdas de sueños y porvenires posibles.

Aqui, en mi mundo personal, nada tiene sentido.
En mi limbo.



jueves, 1 de noviembre de 2012

Si pudiera elegir... Pero no puedo.

Si pudiera elegir... Pero no puedo. Y ya jamas podre.

 Creiaque la felicidad habia llegado..., para ambos. Pero vivia en una burbuja, me engañé, te engañaste, ...nos engañamos.

 Es lo mas cerca que he estado de la muerte. Un dolor tan intenso que...practicamente te hace estar al borde del infierno, del abismo.
 Ya no esta el chico perfecto con el que todas desean casarse. El chico dulce como el algodon de azucar se fue; ya no volvera. Supongo...que echare de menos su mano entrelazada con la mia, su mirada del color del bosque... Juraria que no podria vivir sin su dulzura, si no supiera que si puedo hacerlo...

 Y...de todos modos, ya las promesas de menique no valen ...nada... Ni las rosas naranjas... Ni la pasta pegada a la pared de la cocina... Ni la luz de las velas... Ni las cartas... Ni las pequenias sandias... Ni ningun lazo rosa... Ni los besos...
Ni un album de fotos............  Ni...absolutamente nada...

http://www.youtube.com/watch?v=-xnhPAor-Qc&feature=related
 Realmente crei que era el definitivo... el ultimo... el chico con el que vives, al menos, una larga relacion. Pero nunca estuvo, en realidad. Nunca me amo como yo a el, aunque pretendiera hacerme creer que si.
Se que la pregunta que me nace hacer  es "¿por que?", pero supongo que la respuesta ya no importa. Quizas tampoco la haya... En cualquier caso, preguntar y recibir una respuesta no le hara volver. Ya no es relevante, porque...:
-"Es la decision que tome, y voy a seguir adelante".
Eso basto para apuñalarme el corazon y para acabar con lo que quedaba de mi esperanza y de mis ganas de amarle.


Y aunque sigo amandole..., hay un limbo erntre la tierra y el infierno,...
Un limbo en el que me encuentro bien, y del que no quiero salir. Y ahora es como una montaña rusa, que me hace estar bien y mal al mismo tiempo, como si... yo fuera dos personas distintas, con dos vidas diferentes. Es como estar en ninguna parte. Como si la tranquilidad viniera a mi, y no yo a ella.

No hay nada mas que decir que no sepa de lo que siento por el...

Pero...
Esto es el fin.
Me queda saber que le ame como a nadie, que habria hecho cualquier cosa por el, que lo habria dejado todo por estar a su lado si me lo hubiese pedido.


Me queda saber... me queda la satisfaccion,... de saber que yo, cuando amo, amo de verdad.



http://www.youtube.com/watch?v=-xnhPAor-Qc&feature=related



martes, 7 de agosto de 2012

El chico con el que todas sueñan casarse

Toda mujer, o al menos la mayoría, ha soñado alguna vez con el llamado príncipe azul: ese hombre perfecto, al menos para  ti, que lo tiene todo para hacerte feliz, y con el que desearías casarte.
No existe un hombre perfecto. Una pareja es perfecta cuando ambos están unidos. Individual y aisladamente, nadie es perfecto.

La cuestión es que existe un tipo de chico con el que todas sueñan una historia con final feliz, de cuento de hadas, o simplemente una historia sin final. El chico con el que las niñas fantasean de pequeñas. El protagonista de todas las novelas románticas.

El hombre con el que toda mujer desearía casarse es... dulce, tanto como mi querido algodón de azúcar, con un leve matiz celoso e infantil que resulta adorable. Es capaz de hacerte sonreír incluso cuando no tienes ganas, pero de verdad, no cualquier sonrisa. Es el tipo de chico que aguanta tu mal carácter cuando tienes días malos y estás estresada. Y cuando te mira es capaz de transmitirte lo que está pensando o sintiendo con una intensidad que no se consigue ni con las más bellas palabras; de hecho, ya sabes lo que piensa, aunque ninguno de los dos lo cuente. Él es un alma humilde y sencilla, con ganas de dar amor a la mujer que considera especial, y no a ninguna otra. Es un hombre fiel, leal y servicial. Es alguien capaz de sorprenderte, gratamente, día a día con sus secretos desvelados. Te enseña cosas que tú no sabías, e intenta hacerte ver la otra cara de la moneda. Es un hombre que te admira, que aprecia lo que haces no solo como buena amante o compañera, sino también como mujer inteligente y llena de fortaleza. Simplemente te respeta. Es él quien seca tus lagrimas o apacigua tu tristeza. Él te hace olvidar todo el dolor de antaño, dejando atrás el miedo a arriesgar. Es el que te coge la mano cuando tú no se la has dado primero, y quien te la acaricia aunque esté su madre delante, sin vergüenza ninguna. Él prefiere verte a quedar con sus amigos.  Es quien espera contigo hasta tarde para que te marches segura hacia casa. Es el chico que te protege y te cuida. Es el que pasa la noche pensando en ti antes de quedarse dormido. Es quien sueña contigo incuso estando despierto. Es quien no sale ni de tu mente ni de tu corazón un solo segundo. Es quien te dice "cierra los ojos" y te despierta de tu curiosidad con el toque de una rosa en la nariz. Es ese amigo con el que puedes hablar de todo.
Quien va a entender tu pasado, estando en tu presente y pretendiendo ser tu futuro.

Ese es el chico "perfecto". Es el hombre que todas desearían encontrar. Yo tuve esa suerte...(sonrisa).


PD: El destino sí existe.

martes, 10 de julio de 2012

Felicidad sin orgullo

Supongo que muchas veces la gente pierde cosas que ama por orgullo: un trabajo, una oferta económica que te convenía, una pareja, un amigo, un hermano, tus propios sueños,...


¿Hasta qué punto el orgullo puede afectarnos? ¿Es tan poderoso como dicen? ¿Es tan necesario como creemos?

Creo que es más fácil, en todos los aspectos de la vida, dejar a un lado el orgullo, aunque sin abandonar nuestra dignidad. Lo que quiero decir es que... a veces hay que elegir entre llevar la razón y perder a alguien, o... callar, perdonar, o lo que sea, mientras intentas ser feliz sin pensar en las cosas malas que han podido pasar. No veo justo que alguien... pierda su oportunidad de ser feliz simplemente porque alguien dijo algo en un mal momento, o porque alguien cometió un fallo. Son cosas que veo y que me dejan... pensativa; es algo triste.

 Está claro que el mundo, desgraciadamente, no es una utopía donde todo es perfecto y todo el mundo puede ser feliz fácilmente. La felicidad hoy en día quizás cuesta demasiado, más de lo que estaríamos dispuestos a pagar. Pero...¿acaso no es algo lo suficientemente grandioso como para darlo todo por ella?




No dejen de luchar por lo que aman, quieren, o necesitan. El mundo requiere de gente que dejen todo a un lado, incluido el orgullo, y den lo impensable por ser felices.




lunes, 25 de junio de 2012

Pues ya está...


Las palabras son hermosas, pero son solo eso: palabras.

 Las palabras vienen y van... Siempre ha sido y siempre será así.  
Por otro lado, no entiendo como la gente es capaz de decir algo malo de ti cuando hace unos días hablaban maravillas. Que rápido cambian de opinión. Yo no entiendo nada... Lo entendería si hubiese sido distinta antes y ahora, pero siempre he sido la misma.
Luego te tachan de "victimista" por decir lo que sientes, expresarte y desahogarte en tu propio blog... 


Llámenme víctima si quieren, pero tengo que decir que me duele que alguien que quiero, y que supuestamente me quería también, sea capaz de calificarme así o pensar esas cosas de mí cuando yo, creo, no le he dicho ningún comentario de ese tipo, hiriente y "tachante". Y si tratar mal a alguien es decirle lo que pienso, pues bueno... entonces habré tratado mal a todas las personas que estuvieron en mi vida y a las que hoy en día están en ella, y seguiré haciéndolo, porque cuando algo no me guste lo diré siempre del mejor modo que sepa; igualmente espero que los demás sean capaces de decirme a mi lo que no les gusta de un modo pacífico y respetuoso.

 En cierto modo me hace gracia, porque estás callándote las cosas para no hacer daño y cuando ya las dices porque no puedes callártelas más y las sueltas... te lo recriminan. ¿Fui tonta por mirar tus fotos una y otra vez imaginándote aquí, por pensar en ti cada noche o por releer conversaciones bonitas para fingir que no te fuiste?

 Me llamaran víctima por esto, seguramente, pero me da igual. No voy a dejar de hacer cosas que me gustan, como es en este caso escribir lo que pienso y siento, por el simple hecho de que a alguien le parezca que es por otras causas poco nobles, equivocándose. Así que supongo que seré una víctima toda mi vida, porque toda mi vida expresaré mis emociones, no solo cuando sean buenas, sino también cuando sean malas. Lo siento por tener personalidad propia...

 Y yo sé que no soy perfecta, que cometo fallos muy a menudo, pero soy humana, y aún así sé afrontarlos y asumir las consecuencias. Y sé mis debilidades, de sobra. No solo veo lo malo de los demás, también lo mio propio... Pero de los demás también veo lo bueno, al igual que en mí. Así que no sé qué tienen que decir de que empiece a ver en mi misma los fallos y dejar de buscarlos en los demás... Además, siempre he intentado ver lo bueno y animar a que eso bueno salga a flote para que así se pudiera demostrar todo lo fantástico que hay dentro de alguien... Pero bueno... Cuando nos ponemos las gafas de lo negativo solo veremos eso.

 Nunca he sido de poner verde a alguien por el simple hecho de que algo sale mal. Solo cuando se han pasado mucho, o cuando esas personas se han metido mucho conmigo, he reaccionado hostilmente. Pero por lo general no estoy acostumbrada a ello, así que ahora no será distinto porque yo tengo unos sentimientos por esa persona que me impiden hacerlo. Y repito, puedo decir lo que pienso; eso no indica que aunque esté desilusionada o sea capaz de decir lo malo haya olvidado lo bueno. Los demás no sé. Pero supongo que es más fácil mirar a otro lado y sacudirse las manos. Y ya está. Te piden que luches pero luego son los demás quienes no luchan y dicen adiós. Eso es lo que no entiendo, y sé que jamás lo entenderé, porque alguien que te quiere lucha, y no deja de lado ese sentimiento escudándose en cuatro cosas malas y dos horas de conversaciones influyentes. 
 Sí, quizás soy difícil de llevar, pero siempre he aguantado los retos difíciles mejor que mucha gente que he conocido y siempre he dado todo lo bueno que podía dar de mí misma. Y digo "que podía" porque tampoco las circunstancias son las ideales.

 Creo que esto es lo último que escribiré sobre el tema... Ya no hay nada más que pueda decir, porque diga lo que diga no me creerán y lo llevarán por el lado malo, así que nada... Supongo que aquí se acabó todo. Y no, yo no quería que esto acabara así... Siento si te decepcioné...

Cuídate mucho...

Todo dicho aquí...


Hoy no escribiré como estoy acostumbrada a hacerlo. Paso de que todo quede bonito y precioso. Hoy simplemente quiero desahogarme, porque creo que será lo mejor...

 Estoy taaaaaan cansada... En serio, me la come todo esto, y lo otro, y aquello.
 Paso de volverme loca.


 La gente va convirtiéndote en algo que no eres. Te dan palos, te hacen sufrir, y hacen que te vayas haciendo una grandísima hija de perra. Y me da rabia cuando luego otras personas me exigen que luche sin tener en cuenta lo que YO puedo sentir. Porque os recuerdo que YO también existo, y también tengo sentimientos. Igual que todos los demás que estamos en este puto planeta. ¿Vale?

  Nadie se da cuenta de que no es la única persona en el mundo, incluida yo. Pero me da rabia que alguien hable de algo que no conoce y juzgue lo que puedo pensar o sentir sin haber pasado lo que yo,  sin ni siquiera preguntarme cómo me siento yo. Dime... ¿me has preguntado alguna vez:

"Oye, ¿qué es lo que sientes tú?"
"¿Cómo te encuentras tú?"
"¿Realmente piensas <<X duda>>?"
"¿Qué necesitas tú?"
 Puedo ser una egoísta, pero ¿quién es más egoísta?

 Yo creo que yo sí pregunto a los demás qué piensan o qué sienten y me esfuerzo por comprenderlos, o por preguntarles, o al menos me intereso en ello... ¿Alguien lo hace conmigo? Se ponen a quejarse de que yo esto, que yo lo otro,... ¿Pero se creen que lo hago porque sí? ¿Por gusto, quizás? Pues no... Mis razones tendré ¿no? Digo yo....

 Y VALE, gracias a Dios no he perdido a alguien cercano, ni me he quedado sin casa, ni mi familia se ve apurada a fin de mes, ni muchas cosas más tristes que mucha gente está pasando hoy en día, desgraciadamente.  Pero... ¿eso hace que el dolor del corazón sea menos importante? ...Del amor. ¿Cómo vas a exigir sin dar? Y más importante aún ¿cómo vas a exigir a alguien que está quemada de que jueguen con ella? ¿Nadie tiene aquí paciencia o qué?


 Enserio, es que estoy hasta los mismísimos, pero no solo de esto, sino de todo en mi vida. Porque, al igual que todos, yo también tengo otros aspectos en mi vida. Mi vida no se reduce a un solo algo o alguien. Pero mi mente y mi corazón no dejan de joderme últimamente haciéndome creer que sí que mi vida se reduce a un solo alguien. Y no me da la gana de que eso sea así..., no más. Me niego.


 Quiero estallar, llorar, gritar, romper algo,...o yo que sé, porque estoy muy cabreada con todos, con TODOS los que tienen algo que ver con esto, y sobre todo conmigo misma.
¿Qué tengo que hacer? ¿Qué se supone que tengo que hacer?  ¿Callarme? ¿Dejar que me linchen? ¿Decir "si" a cosas a las que en realidad quiero decir "no"? ¿Obedecer en todo? ¿Guardarme de decir o pedir las cosas que necesito? ¿Ser la chica perfecta que siempre, dicen por ahí, he sido?


 Pues no. Lo siento..., pero no. Te entrego mi corazón, mis sentimientos, pero no mi vida ni mi dignidad. Ni a ti, ni a nadie. Porque luego la que te quedas jodida en el piso eres tú: sin corazón, sin amor, sin esa persona querida y, encima, sin dignidad.


 ¿Dispuesta a casi todo? Si. ¿A todo? No.
Puedo quererte hasta el límite que yo crea, y dar lo máximo que pueda en el amor. Pero hay límites. Para mi, y también para todos; soy consciente de ello. Pero creo que siempre he hecho las cosas correctamente, aunque haya cometido errores, pues siempre he sabido rectificarlos o asumir las consecuencias. Pero no por ello tengo que pagar toda mi vida, NI YO, NI NADIE.


 Ya se sabe lo que ofrezco. Ya se sabe lo que se puede ganar y lo que se puede perder.
Así que dicho todo, yo ya hago "el cristo" y me pongo a flotar, que me lleve la corriente a donde me tenga que llevar. Mis sentimientos están sobre la mesa, y estarán a menos que me digan "no los quiero", a lo que yo me los guardaré dignamente. Pero no pienso poner mi dignidad sobre la mesa. Y no, no confundan dignidad con orgullo. El orgullo es algo negativo que no nos deja decir lo que sentimos, ni ceder por la persona que queremos. La dignidad es aquello que mantiene nuestra estructura emocional y personal, aquello que, si conservamos, hace que no nos sintamos como una mierda...


Espero que, aunque me haya explayado y desahogado aquí, mis palabras no se confundan ni se tomen a mal. Solo es me da rabia, porque que yo quiero, y soy capaz de amar, pero esto es cosa de dos, y si uno tiene dudas, y el otro tiene dudas, más duda el primero, y así siempre... Y yo no quiero eso.


Yo solo quiero ser feliz, como todos.

sábado, 9 de junio de 2012

Ilusiones

Basándome en imaginaciones, ilusiones, y sueños... 
Para el amor no existe edad, complexión, distancia, o tiempo. 
No existen límites o barreras, solo retos y oportunidades. 
Para él no existen personas perdidas, solo personas ganadas. 
No existe un tiempo determinado para decir "te quiero". Decirlo antes, o decirlo más tarde, no significa que sea más o menos real. 

A veces las historias más lentas, terminan siendo las más falsas. A veces las historias más rápidas, terminan siendo las últimas.

Es como una melodía que suena en tu cabeza a cada momento, mientras piensas en él.

Los grandes corazones perdonan. Solo cuando hay amor se perdona. Lo cual muestra el amor que ahora existe. 

¿Qué es lo que hay? ¿Qué es lo que se siente? ¿En qué piensas? ¿A qué estamos dispuestos?

Basándome en imaginaciones, ilusiones, y sueños...
Puede que no sea el método mas ortodoxo, pero..., así soy casi feliz.


lunes, 4 de junio de 2012

Lo siento...

Ciertamente se dice que por el miedo, a veces, perdemos lo que queremos.

Que tontos somos a veces... Nos contradecimos. Y luego nos arrepentimos. Y es cuando te das cuenta de que probablemente ya no haya nada que hacer.
A veces somos ilógicos, impulsivos, vengativos,... Y eso más tarde se paga. Puede que ya nada sirva, que mis palabras ya para esa persona no tengan sentido o valía.
Pero ¿qué hacer?...
Yo solo sé que lo siento. Que no tenía que traicionarme a mi misma por alguien que no vale la pena. Que fui tonta y ciega. Insegura y desconfiada.
Solo puedo respetar lo que tenga que pasar... No sé qué más decir o hacer...
Lo siento... Me arrepentiré siempre de eso. Porque cuando llega la persona que estabas esperando...no te sale otra cosa que hacerlo todo mal...

domingo, 27 de mayo de 2012

Arriesgarse o morir


Gracias por simplemente aparecer en mi vida.
¡Amo al destino!
http://www.youtube.com/watch?v=L1AAakt2w6g&feature=related


¡Qué locura!
¿Quién me iba a decir esto a mí? Y ni si quiera sé qué es lo que está sucediendo exactamente.
¿Dé dónde saliste tú? Tan raro y cambiante... Tan divertidamente pícaro y dulce  a la vez. Me haces sonreír.
Yo no sé que está pasando, de verdad, ni qué pasará, solo sé que despiertas en mí sonrisas y que me hiciste sonreír cuando ni siquiera tenía ganas de hacerlo, cuando creía que no podría volver a tener una sonrisa en mis labios. Gracias, porque da igual lo que pase.

Qué locura. No paro de repetírmelo, una y otra vez.

¿Quién eres? ¿Qué has hecho en mi? ¿Dónde está todo lo que pensaba antes de que aparecieras sin previo aviso? ¿Se ha borrado todo lo que sentía? De un plumazo ya no siento dolor. Y me encanta.

¿Te preocupa lo que sienta? No te preocupes por el pasado, si tan siquiera yo me preocupo ya. Cuando alguien decide renunciar a su pasado por ti..., hay que valorarlo. Pero si las personas no renuncian a su pasado por ti, entonces esa misma persona no tiene derecho a estar ni en tus
recuerdos.
 Así que por eso cada día me digo que no vale pena, y renuncio a los recuerdos.
Y me prometo a mi misma no ser igual que esa persona. Yo no soy una cobarde.

Tengo miedo, sí, pero eso no me impide vivir y sentir, soñar, ilusionarme,... Jamás dejaré de hacerlo. No quiero dejar de hacerlo, porque significaría renunciar a conocer gente como tú. Alguien que sé que vale mucho más de lo que él mismo piensa.

Quitémonos el miedo y lancémonos a la aventura, ambos. Así, sin conocernos, sin saber qué pensamos, como dos auténticos locos desconocidos. Quizás actuar locamente sea la fórmula secreta para encontrar la felicidad. Sin pensar. Sin esperar. Sin planear...

Gracias, simplemente por aparecer en mi vida.


jueves, 24 de mayo de 2012

Algo que escribí hace bastante tiempo...


Apreciar lo imprescindible, ignorar lo prescindible.
Es fácil hablar desde fuera. Siempre lo hacemos; mal hecho, por si cupiera la duda.
La gente no entiende a la gente.
Entre su esfuerzo por comprender lo que sientes, y entre tu impotencia porque no lo consiguen, existe una fina línea, casi invisible, llamada hipocresía. Engañamos a los demás y nos engañamos a nosotros mismos.

Decimos un “sí” cuando queremos decir un “no”, y decimos “te odio” cuando en realidad queremos decir “te quiero”.

No aceptamos la verdad, pero creemos que sí lo hacemos.

Por otro lado, los demás también nos engañan a nosotros. Dicen que entienden lo que sentimos, que saben por lo que pasamos, y te dan consejos que de poco o nada sirven.
Hipocresía porque parece que las personas de este mundo son felices diciendo algo y haciendo lo contrario. No existen promesas. Ya no valen nada. Bueno, por valer…, pocas cosas valen ya. Ni siquiera el amor vale ya algo, pero si cuesta: cuesta regalarlo, cuesta que te lo regalen.
Y la hipocresía está ahí cada vez que miras a alguien y piensas << que imbécil>>, cuando alguna vez pensaste <<que perfección>>. No somos sinceros ni con nosotros mismos. En nuestro intento por deshacernos de nuestras cadenas nos convertimos en nuestro propio carcelero. Tiramos la llave al otro lado del lago. No podemos ser sinceros con el mundo, no siempre, no más veces de las necesarias.
Queremos decir tantas cosas que llevamos dentro… Echar en cara todo lo malo, porque lo bueno ya lo dijimos una vez. Y ya no hay más cosas dulces que poder decir, porque simplemente ya no existen.
Y, cuando llega un punto en el que no podemos ser sinceros y expresar la decepción, la alegría, el anhelo, o la rabia, toca callar.
Callar lo malo, o lo bueno, que querrías decir, porque no merece el esfuerzo de vencer a tu conciencia. Así que, simplemente, olvidar es lo mejor.

Apreciar lo imprescindible, ignorar lo prescindible.

Desaparece ya

Como odio echarte de menos...
Harta de soñar contigo, de crear una falsa realidad en mis sueños para poder estar juntos. Desaparece ya, por favor.

Que desaparezca el recuerdo de tus besos, de ese lunar en la mejilla que tanto me encantaba, de esa forzada sonrisa de niño pequeño, de cuando te mojabas las mejillas fingiendo que llorabas para hacerme reír, de la forma en la que me preguntabas si te quería, de los deseos hechos a las estrellas fugaces, de las miradas que lo decían todo, del deseo contenido, de la sensación del agua caliente y la espuma, de las risas en la pelea de almohadas, de la letra de las canciones dedicadas, ...de los falsos "te amo".


Vete de mi cabeza, ...vete ya de mi corazón.

Como me gustaría estar tan bien como lo estás tú ahora. Sí, sé que ya no hablas de mí, que ya no te preocupa si quiera el cómo me encuentre,... Siempre en tu cara una sonrisa, como si la cosa jamás hubiese sido contigo, ni conmigo..., como si yo nunca hubiese existido. Pero supongo que eso era lo que buscabas...
Y ya no quiero torturarme más pensando en un por qué, en una respuesta lógica. Quiero dejar de echarme la culpa a mí misma, cuando sé que no la tuve. Si la hubiese tenido quizás habría sido más fácil para mí llegar a una conclusión; tendría menos dudas. Pero tú me has querido demostrar que fui la única que sintió algo real, ¿si no como explicarías que yo ya esté fuera de tu corazón, fuera de tu cabeza?
Me sorprende como la gente es capaz de romper un vínculo y olvidar con tanta facilidad. Llega a preocuparme que seas capaz de eso... Aunque, pensándolo mejor, cuando no has amado de verdad, cuando solo has estado ahí para pasar el rato, llega a ser normal.

Vete, ya no quiero saber más de ti. De una persona que juega con el corazón de los demás... Vete y, por favor, ya no vuelvas más.

jueves, 17 de mayo de 2012

Extraña puesta de sol

Si vas a leer esta entrada, hazlo con esta canción. Si no, no la leas (risas).
http://www.youtube.com/watch?v=oRdbvGgPPiw&feature=related


Los días pasan. Uno tras otro sin encontrarles sentido. Aunque ya no caminan tan lento..., pero aún no han recobrado su velocidad normal, como la que tenían antes.

Supongo que me estoy curando poco a poco, claro que todavía duele, y dolerá...
El hecho de darme cuenta de muchas cosas me ayuda, pero no tanto como desearía.

Es curioso,... Hasta hace cuatro días te habría vuelto a entregar mi corazón si me lo hubieses pedido, pero ahora ni me lo planteo. Y sí, reconozco que lo tenías hasta hace nada, pero ya no. Si te sirve de consuelo, yo tampoco lo tengo ahora mismo; debe de estar deambulando por ahí..., perdido, reflexionando,...

Y no te ofendas, pero no creo que lo merecieras.

Cuando miro atrás hay cosas que encajan más que antes y comienzo a preguntarme si de verdad era eso lo que quería en mi vida. Ahora veo lo que realmente eras. Y no, no eres malo; eres una gran persona, pero no para mí. Y a cada hora veo algo nuevo en ti que hace que poco a poco te mire y no te reconozca. Parece como si aquel chico hubiese sido otro, como si hubiese desaparecido. Te has convertido en un completo extraño.
Echaré de menos a quien eras, pero no a ti...

Mirar la puesta de sol... sin que nada importe más que eso.

Creo que merezco algo mejor...

Es extraño y duele decirlo pero, si así eres realmente, me alegro de que ya no formes parte de mi vida.



Ahora solo quiero olvidarte.

domingo, 13 de mayo de 2012

Y no vuelves...

Estaba llorando.  Es algo que hago mucho últimamente. Cuando pensé en salir de aquí, en llamar a alguien para no estar sola. Me pregunté quién es esa persona con la que me sentiría mejor y encontraría la calma... Busqué en mi mente el nombre de algún amigo o amiga...
Pero me sorprendí...cuando descubrí que nadie podría darme la paz que necesitaba, ...solo tú.

 Me di cuenta de que solo tú puedes dejar de hacer que llore...  Mi corazón está destrozado... Y más se daña cuando pienso una y otra vez en que no hay forma de hacerte volver...
 Da igual cuan buena sea, cuanto me enfade contigo, cuanto te diga, cuanto intente solucionarlo o hacerte entrar en razón, nada puede hacerte volver ya... Me siento como si hubieras muerto y ya no pudiese volver a tener nada de lo que teníamos, como si fueses celestialmente inalcanzable...perdido...

 La gente me dice "cuenta conmigo", pero no se dan cuenta de que no quiero ser leída o escuchada...
 Repetir la misma historia no hará que vengas a buscarme... No quiero contar con ellos.  ¡¡No quiero eso de ellos!! ...¡Solo quiero que sean capaces de hacer que vuelvas! Y si no pueden hacerlo, que al menos me digan la solución definitiva para olvidarte...
 Sé que he estado mal otras veces por otras personas, pero a ninguna le di tanta importancia real en mi vida. Ninguna me dio tanto con tan poco. Ninguna me devolvió algo que creía perdido: a mi misma, mi auténtica forma de ser. Pero ahora te la has vuelto a llevar contigo...
 Salgo, hablo, río, sí... pero al final siempre estás en mi mente. Porque no he solucionado nada..., solo lo he tapado con arena, con falsas sonrisas que, al final, no sirven para nada...


 Me siento tan impotente... Tan sola...sin ti...