domingo, 29 de enero de 2012

Recuerdos


La gente cambia, y eso duele.

Y lo descubres cuando relees conversaciones antiguas. 

Así que...oye, no guardes conversaciones estúpidas; si las guardas no las leas..., es un modo ilógico e irracional de vivir en el pasado.

Si las lees eres idiota, como yo.

Lo más psicodélico es que al leerla es como si todo siguiera igual, como si hubiésemos viajado en el tiempo. Obviamente terminas por comprender que no, y entonces te preguntas dónde está aquella persona que te caía tan bien y con la que pasabas horas hablando; aquella persona que era tan espléndida que hablar con ella era como ir a un parque de atracciones con un oso de peluche gigante.
Puede que esté en la papelera de reciclaje de los recuerdos. Tú eliges si restaurar el documento o si vaciar la papelea. Ahí manda una, claramente...


Finalmente, recuerdas que se volvió gilipollas... y le das a vaciar papelera =) 

2 comentarios:

  1. Leer esto me hizo pensar... llevo más de 2 meses intentando vaciar la papelera y aún no lo logro. Es que es tan difícil dejar atrás aquellos buenos recuerdos, ¡espero lograrlo pronto! Saludos :)

    ResponderEliminar
  2. Claro que sí!! Vacíala! A veces cuesta, pero merece la pena, porque los buenos momentos no cuentan si al final lo malo ganó la batalla ^^ Ánimo! Un beso!

    ResponderEliminar