miércoles, 15 de febrero de 2012

Caminos

¿Qué pasa si eliges un camino equivocado y ya no hay vuelta atrás?

Es decir, imaginémonos en un bosque, por la noche. Hace frío y solo tenemos un farolillo de vela, y a lo lejos nos encontramos con una bifurcación. Sin saberlo, porque en esta vida nada se sabe, un camino lleva a la muerte; el otro no. La cuestión es decidir el camino correcto. ¿Dónde nos aguarda la muerte? ¿En cuál de los dos caminos?...
Si elegimos mal a la primera, moriremos, por lo que, lógicamente, ya no habrá vuelta atrás. El otro camino habrá quedado sin nuestras huellas en la tierra, y hubiese resultado ser el camino de la vida, de lo correcto.
Muchos pensarán que en la vida no hay solo blanco o negro, ni arriba o abajo, ni lejos ni cerca, sino que existen términos medios. Lo que nadie dice nunca es que a veces solo se puede elegir entre mucho o poco, sin nada a mitad, sin posibilidad de algo más.

Pero ese no es el problema...

El problema, en realidad, es querer arriesgar en un camino, adentrarte en él, confiar en que ese es el camino correcto, y equivocarte y morir. Pero hay tantas cosas que no sabemos, y que nunca conoceremos...  Nadie conoce todo de nada. Ynunca nadie, aunque diga lo contrario, está totalmente seguro de algo.

No quiero que me hagan más daño, pero sobre todo, no quiero equivocarme. Temo equivocarme; no me gusta hacerlo. Soy de esas personas que siempre quieren tener la razón, pero no porque quieran imponer su verdad, sino porque quieren hallar la única verdad, la realidad, para poseerla y defenderla ante todo.

Por eso no me gusta decir "me equivoqué".

Y tampoco me considero un espíritu mediocre, conformista, y típico. Más bien soñador, sincero, y fuerte. Así que la sinceridad, por lo tanto, es un bien preciado para mí. Porque...¿qué hay de malo en volverse loco y ser sincero? ¿En arriesgar y lanzarte de cabeza a un pozo oscuro, sin contemplaciones, sin complejos, sin temor en el corazón?
Yo te lo diré: equivocarte, si es que sucede, es lo malo.

Entonces...

¿Qué hacer cuando la más pura sinceridad se muestra en unos grandes ojos brillantes y modestos?
¿Qué hacer cuando la duda y el temor a olvidar el pasado se presentan en otros?
¿Y qué hacer cuando tus ojos se pierden en el cielo buscando la mejor solución para todos?

Si voy a hacer algo... quiero, no solo estar segura, sino que los demás lo estén también de lo que hacen.

No quiero arriesgar mi felicidad...




1 comentario:

  1. Sabes escribir bien bien, y te expresar mejor. Sigue así
    Kevin

    ResponderEliminar