jueves, 24 de mayo de 2012

Desaparece ya

Como odio echarte de menos...
Harta de soñar contigo, de crear una falsa realidad en mis sueños para poder estar juntos. Desaparece ya, por favor.

Que desaparezca el recuerdo de tus besos, de ese lunar en la mejilla que tanto me encantaba, de esa forzada sonrisa de niño pequeño, de cuando te mojabas las mejillas fingiendo que llorabas para hacerme reír, de la forma en la que me preguntabas si te quería, de los deseos hechos a las estrellas fugaces, de las miradas que lo decían todo, del deseo contenido, de la sensación del agua caliente y la espuma, de las risas en la pelea de almohadas, de la letra de las canciones dedicadas, ...de los falsos "te amo".


Vete de mi cabeza, ...vete ya de mi corazón.

Como me gustaría estar tan bien como lo estás tú ahora. Sí, sé que ya no hablas de mí, que ya no te preocupa si quiera el cómo me encuentre,... Siempre en tu cara una sonrisa, como si la cosa jamás hubiese sido contigo, ni conmigo..., como si yo nunca hubiese existido. Pero supongo que eso era lo que buscabas...
Y ya no quiero torturarme más pensando en un por qué, en una respuesta lógica. Quiero dejar de echarme la culpa a mí misma, cuando sé que no la tuve. Si la hubiese tenido quizás habría sido más fácil para mí llegar a una conclusión; tendría menos dudas. Pero tú me has querido demostrar que fui la única que sintió algo real, ¿si no como explicarías que yo ya esté fuera de tu corazón, fuera de tu cabeza?
Me sorprende como la gente es capaz de romper un vínculo y olvidar con tanta facilidad. Llega a preocuparme que seas capaz de eso... Aunque, pensándolo mejor, cuando no has amado de verdad, cuando solo has estado ahí para pasar el rato, llega a ser normal.

Vete, ya no quiero saber más de ti. De una persona que juega con el corazón de los demás... Vete y, por favor, ya no vuelvas más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada