viernes, 11 de mayo de 2012

Las fases de mierda que todo el mundo odia.

 Ayer era uno de esos días de mierda en los que claramente preferirías no existir. Da igual hacia donde mires, en esos días todo te parece una mierda. Estoy indignada, lo admito, y con razones. Los del 15-M no saben aún lo que es estar verdaderamente indignada (risas).


 Estando en clase, y tratando de escribir algo real, gracioso, y que a la vez pudiera hacerme aliviar esa sensación sin nombre tan negativa, se me ocurrió un proceso por fases por las que siempre paso cuando me suceden cosas así. En general, son aplicables a la amistad y al amor.  Seguro que en alguna se sienten asquerosamente identificados...


PRIMERA FASE: ESTAR TRISTE.
 Esta es la primera fase cuando te das cuenta de que nada ha salido como esperabas. Mientras estés en ella no podrás parar de llorar.


SEGUNDA FASE: ESTAR DECEPCIONADA.
 Dista un poco de la primera fase en que ya no lloras tanto. En esta fase no paras de preguntarte "por qué", "qué fue lo que os paso", o cosas por el estilo.  Empiezas a recordar todos los momentos buenos hasta quedar exhausta. La decepción experimentará una metamorfosis que nos lleva hacia la tercera fase.


TERCERA FASE: ESTAR INDIGNADA Y FURIOSA.
 La indignación es peor que la decepción. Digamos que la decepción está mas ligada al dolor, mientras que la indignación viene acompañada por... la furia, el cabreo, el "menudo cabrón de tío". Aquí no puedes parar de mandarle a la mierda. Sabes que aún le quieres, pero sobre todo por esa razón es por la que desearías partirle la cara. ¿Cómo pudo fallarte así cuando lo diste todo y más?  Menudo capullo.


CUARTA FASE: ACEPTACIÓN DE LA REALIDAD.
 Finalmente, no te queda otra opción que aceptar la realidad. A veces te invade la nostalgia, pero rápidamente vuelves a ser consciente de lo que sufriste, dándote cuenta de que no vale la pena estar así, volviendo así a tu vida normal. Puede durar semanas, o meses. Con el paso del tiempo llegaras a la quinta fase.
 *Nota: Esta es la fase más larga y de la que más cuesta salir; lo mismo ocurre con la primera fase.


QUINTA Y ÚLTIMA FASE: ¿QUIÉN ES ESE?
 Ni te acuerdas de él. De hecho, es probable que ya tengas nueva pareja y estés la mar de feliz. Si esta es tu situación... ¡Felicidades! Lo has superado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada