domingo, 13 de mayo de 2012

Y no vuelves...

Estaba llorando.  Es algo que hago mucho últimamente. Cuando pensé en salir de aquí, en llamar a alguien para no estar sola. Me pregunté quién es esa persona con la que me sentiría mejor y encontraría la calma... Busqué en mi mente el nombre de algún amigo o amiga...
Pero me sorprendí...cuando descubrí que nadie podría darme la paz que necesitaba, ...solo tú.

 Me di cuenta de que solo tú puedes dejar de hacer que llore...  Mi corazón está destrozado... Y más se daña cuando pienso una y otra vez en que no hay forma de hacerte volver...
 Da igual cuan buena sea, cuanto me enfade contigo, cuanto te diga, cuanto intente solucionarlo o hacerte entrar en razón, nada puede hacerte volver ya... Me siento como si hubieras muerto y ya no pudiese volver a tener nada de lo que teníamos, como si fueses celestialmente inalcanzable...perdido...

 La gente me dice "cuenta conmigo", pero no se dan cuenta de que no quiero ser leída o escuchada...
 Repetir la misma historia no hará que vengas a buscarme... No quiero contar con ellos.  ¡¡No quiero eso de ellos!! ...¡Solo quiero que sean capaces de hacer que vuelvas! Y si no pueden hacerlo, que al menos me digan la solución definitiva para olvidarte...
 Sé que he estado mal otras veces por otras personas, pero a ninguna le di tanta importancia real en mi vida. Ninguna me dio tanto con tan poco. Ninguna me devolvió algo que creía perdido: a mi misma, mi auténtica forma de ser. Pero ahora te la has vuelto a llevar contigo...
 Salgo, hablo, río, sí... pero al final siempre estás en mi mente. Porque no he solucionado nada..., solo lo he tapado con arena, con falsas sonrisas que, al final, no sirven para nada...


 Me siento tan impotente... Tan sola...sin ti...  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada