jueves, 17 de mayo de 2012

Extraña puesta de sol

Si vas a leer esta entrada, hazlo con esta canción. Si no, no la leas (risas).
http://www.youtube.com/watch?v=oRdbvGgPPiw&feature=related


Los días pasan. Uno tras otro sin encontrarles sentido. Aunque ya no caminan tan lento..., pero aún no han recobrado su velocidad normal, como la que tenían antes.

Supongo que me estoy curando poco a poco, claro que todavía duele, y dolerá...
El hecho de darme cuenta de muchas cosas me ayuda, pero no tanto como desearía.

Es curioso,... Hasta hace cuatro días te habría vuelto a entregar mi corazón si me lo hubieses pedido, pero ahora ni me lo planteo. Y sí, reconozco que lo tenías hasta hace nada, pero ya no. Si te sirve de consuelo, yo tampoco lo tengo ahora mismo; debe de estar deambulando por ahí..., perdido, reflexionando,...

Y no te ofendas, pero no creo que lo merecieras.

Cuando miro atrás hay cosas que encajan más que antes y comienzo a preguntarme si de verdad era eso lo que quería en mi vida. Ahora veo lo que realmente eras. Y no, no eres malo; eres una gran persona, pero no para mí. Y a cada hora veo algo nuevo en ti que hace que poco a poco te mire y no te reconozca. Parece como si aquel chico hubiese sido otro, como si hubiese desaparecido. Te has convertido en un completo extraño.
Echaré de menos a quien eras, pero no a ti...

Mirar la puesta de sol... sin que nada importe más que eso.

Creo que merezco algo mejor...

Es extraño y duele decirlo pero, si así eres realmente, me alegro de que ya no formes parte de mi vida.



Ahora solo quiero olvidarte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada