lunes, 25 de junio de 2012

Todo dicho aquí...


Hoy no escribiré como estoy acostumbrada a hacerlo. Paso de que todo quede bonito y precioso. Hoy simplemente quiero desahogarme, porque creo que será lo mejor...

 Estoy taaaaaan cansada... En serio, me la come todo esto, y lo otro, y aquello.
 Paso de volverme loca.


 La gente va convirtiéndote en algo que no eres. Te dan palos, te hacen sufrir, y hacen que te vayas haciendo una grandísima hija de perra. Y me da rabia cuando luego otras personas me exigen que luche sin tener en cuenta lo que YO puedo sentir. Porque os recuerdo que YO también existo, y también tengo sentimientos. Igual que todos los demás que estamos en este puto planeta. ¿Vale?

  Nadie se da cuenta de que no es la única persona en el mundo, incluida yo. Pero me da rabia que alguien hable de algo que no conoce y juzgue lo que puedo pensar o sentir sin haber pasado lo que yo,  sin ni siquiera preguntarme cómo me siento yo. Dime... ¿me has preguntado alguna vez:

"Oye, ¿qué es lo que sientes tú?"
"¿Cómo te encuentras tú?"
"¿Realmente piensas <<X duda>>?"
"¿Qué necesitas tú?"
 Puedo ser una egoísta, pero ¿quién es más egoísta?

 Yo creo que yo sí pregunto a los demás qué piensan o qué sienten y me esfuerzo por comprenderlos, o por preguntarles, o al menos me intereso en ello... ¿Alguien lo hace conmigo? Se ponen a quejarse de que yo esto, que yo lo otro,... ¿Pero se creen que lo hago porque sí? ¿Por gusto, quizás? Pues no... Mis razones tendré ¿no? Digo yo....

 Y VALE, gracias a Dios no he perdido a alguien cercano, ni me he quedado sin casa, ni mi familia se ve apurada a fin de mes, ni muchas cosas más tristes que mucha gente está pasando hoy en día, desgraciadamente.  Pero... ¿eso hace que el dolor del corazón sea menos importante? ...Del amor. ¿Cómo vas a exigir sin dar? Y más importante aún ¿cómo vas a exigir a alguien que está quemada de que jueguen con ella? ¿Nadie tiene aquí paciencia o qué?


 Enserio, es que estoy hasta los mismísimos, pero no solo de esto, sino de todo en mi vida. Porque, al igual que todos, yo también tengo otros aspectos en mi vida. Mi vida no se reduce a un solo algo o alguien. Pero mi mente y mi corazón no dejan de joderme últimamente haciéndome creer que sí que mi vida se reduce a un solo alguien. Y no me da la gana de que eso sea así..., no más. Me niego.


 Quiero estallar, llorar, gritar, romper algo,...o yo que sé, porque estoy muy cabreada con todos, con TODOS los que tienen algo que ver con esto, y sobre todo conmigo misma.
¿Qué tengo que hacer? ¿Qué se supone que tengo que hacer?  ¿Callarme? ¿Dejar que me linchen? ¿Decir "si" a cosas a las que en realidad quiero decir "no"? ¿Obedecer en todo? ¿Guardarme de decir o pedir las cosas que necesito? ¿Ser la chica perfecta que siempre, dicen por ahí, he sido?


 Pues no. Lo siento..., pero no. Te entrego mi corazón, mis sentimientos, pero no mi vida ni mi dignidad. Ni a ti, ni a nadie. Porque luego la que te quedas jodida en el piso eres tú: sin corazón, sin amor, sin esa persona querida y, encima, sin dignidad.


 ¿Dispuesta a casi todo? Si. ¿A todo? No.
Puedo quererte hasta el límite que yo crea, y dar lo máximo que pueda en el amor. Pero hay límites. Para mi, y también para todos; soy consciente de ello. Pero creo que siempre he hecho las cosas correctamente, aunque haya cometido errores, pues siempre he sabido rectificarlos o asumir las consecuencias. Pero no por ello tengo que pagar toda mi vida, NI YO, NI NADIE.


 Ya se sabe lo que ofrezco. Ya se sabe lo que se puede ganar y lo que se puede perder.
Así que dicho todo, yo ya hago "el cristo" y me pongo a flotar, que me lleve la corriente a donde me tenga que llevar. Mis sentimientos están sobre la mesa, y estarán a menos que me digan "no los quiero", a lo que yo me los guardaré dignamente. Pero no pienso poner mi dignidad sobre la mesa. Y no, no confundan dignidad con orgullo. El orgullo es algo negativo que no nos deja decir lo que sentimos, ni ceder por la persona que queremos. La dignidad es aquello que mantiene nuestra estructura emocional y personal, aquello que, si conservamos, hace que no nos sintamos como una mierda...


Espero que, aunque me haya explayado y desahogado aquí, mis palabras no se confundan ni se tomen a mal. Solo es me da rabia, porque que yo quiero, y soy capaz de amar, pero esto es cosa de dos, y si uno tiene dudas, y el otro tiene dudas, más duda el primero, y así siempre... Y yo no quiero eso.


Yo solo quiero ser feliz, como todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada