martes, 5 de febrero de 2013

Sentido


 De repente llega un día en el que te das cuenta que tu vida no tiene sentido.

 ¿Alguien se pregunta alguna vez por qué nos sentimos revolucionarios, inspirados y valientes cuando estamos escuchando a un buen narrador decir una verdad, pero luego nos olvidamos de esas sensaciones? ¿Alguien se pregunta por qué o cómo?  ¿O en qué momento exacto se disipan?...

 Lo grande, lo verdaderamente valioso, es no olvidarlo y tomar la iniciativa para cambiar tu realidad.

 Hay muchos aspectos en la vida de una persona que pueden carecer o no de sentido, de valor, de ilusión, de inspiración,... Y a veces cuesta no solo darse cuenta, sino también convertir lo que somos o vivimos en lo que queremos ser y vivir. Aspectos como el trabajo, los estudios, las metas, el amor... son los que más relucen en nuestro pensamiento cuando hablamos de esto.

 Pero...¿cómo encontramos la solución? ¿¡Dónde!? ¿Quién tiene la respuesta de lo que deberíamos hacer para ser felices?

...Nosotros.

¿Pero y lo que no depende de nosotros? Bueno, pues es sencillo...

...Absolutamente todo depende de nosotros.

Nuestra felicidad solo depende de nosotros mismos. Porque... sí, es cierto que hay cosas que pasan y que escapan a nuestro poder o a nuestra voluntad, pero una vez leí en un libro que...

"Cuando las personas cambian la forma de ver las cosas, las mismas cosas cambian".  

Les voy a decir algo...: el primer paso para ser felices es querer serlo, el segundo es intentarlo.

Si ni siquiera lo intentas, si te quedas pensando en lo infeliz que eres porque te ha sucedido algo que no querías que pasara, si te centras en recordar cosas que no volverán o en imaginar cosas que jamás pasarán, nunca serás feliz. Estarás continuamente culpándote por cosas de las que no has tenido la culpa, estarás torturándote y ahogandote en una infelicidad que tú mismo/a has creado.

Abre los ojos y sigue tu camino.
No te quedes en un mundo que sabes que te hace infeliz.

Cambia lo que quieras cambiar sin que importe lo que pueda pasar, pero hazlo ya, no esperes a las circunstancias ideales, porque lo ideal no llegará jamás. Lo más cercano a lo ideal es el momento, el punto exacto, en el que decides ser valiente y hacer lo que quieres hacer, desechar los recuerdos que nos hieren y apostar por las metas y sueños que nos llenan el corazón. 

No se puede llenar lo que está lleno, en cualquier ámbito de la vida...
Así que vaciemos lo viejo, para que entre lo nuevo.


Se valiente.

http://www.youtube.com/watch?v=YwMDL4tU-FE

No hay comentarios:

Publicar un comentario