martes, 2 de abril de 2013

Diferencias


 A toda persona le gustaría que su pareja compartiese sus opiniones, o al menos eso es lo que yo creo.


Es cierto que no desamos un clon de nosotros mismos; de hecho dicen que polos opuestos se atraen, pero lo cierto es que tampoco nos haría gracia tener a nuestro antagonista como pareja.
 Puede que exista un término medio.
 Nuestra pareja puede aportarnos puntos de vista diferentes al que nosotros tenemos, y más aún si nuestras miras son algo limitadas o si somos poco flexibles para algunos aspectos. Quizás ser diferentes no sea un problema, sino más bien una ventaja.



 Aunque a veces pueda molestarnos, debemos comprender que cada persona ha vivido sus propias experiencias, ha sido criad@ de una forma distinta, o ha tenido diversas amistades con diferentes actitudes y opiniones. Es por eso que pueden no pensar como nosotros.
 Y sí, es cierto que esta realidad puede causar problemas, pero si se sabe llevar se puede transformar en una oportunidad de cambio, en una oportunidad para vencer a todos los sesgos que nos han inculcado, en lo que otros nos han hecho ser, en convertir el "esto me molesta y no sé por qué" en un "no me molesta en absoluto porque soy consciente de lo que realmente significa, por mí mism@".





 Es una ocasión ideal para esculpirnos como a nosotros nos gustaría ser realmente, sin olvidar nuetsros principios.

 Así pues, no debemos rechazar lo que es diferente, sino intentar comprenderlo y aprovecharlo a nuestro favor. ¡No dejéis escapar oportunidades que son buenas incluso para vosotros!



No hay comentarios:

Publicar un comentario